Petrobras venderá campos de gas y petróleo en cuenca de Espirito Santo

Petrobras - PBR

 

La petrolera estatal brasileña, Petrobras, planea vender campos en tierra en el estado de Bahía y campos en la cuenca de Espirito Santo.

La compañía continuó impulsando las ventas de activos bajo un programa de desinversión de US$26.900 millones para 2019-2023 a raíz de una decisión clave de la Corte Suprema.

Las últimas ventas de activos se suman a los más de 100 campos que Petrobras tiene actualmente en el bloque de subasta en el marco del programa de desinversión, que también incluye acciones respaldadas por el gobierno para poner fin a los monopolios de la compañía en refinación, distribución de combustibles, producción de fertilizantes y distribución de gas natural. Petrobras planea usar los ingresos de las ventas para financiar el desarrollo de yacimientos de petróleo y gas natural de aguas ultra profundas descubiertos en la frontera subsal de Brasil.

En Bahía, Petrobras planea vender la participación del 100% de la compañía en los campos Conceicao, Fazenda Matinha, Fazenda Santa Rosa y Querera en la cuenca costera de Tucano Sul, dijo la compañía.

Los campos produjeron alrededor de 29.000 pies cúbicos por día en 2018, sin producción de petróleo, dijo Petrobras.

El paquete de campos incluye toda la infraestructura de exportación y procesamiento necesaria para mantener e incrementar la producción en el futuro, dijo Petrobras. Petrobras también dijo que está interesado en un acuerdo de compra y venta con potenciales inversionistas para comprar la producción de gas de los campos.

El proceso de venta está abierto a cualquier empresa petrolera que tenga al menos una clasificación de operador C de la Agencia Nacional de Petróleo de Brasil, o ANP, u opere campos en tierra fuera de Brasil.

Petrobras también puso a la venta los campos de producción de gas de Peroa y Cangoa y el descubrimiento de gas de Malombe en la cuenca costa afuera de Espirito Santo, dijo la compañía.
La empresa posee el 100% de los campos y el 88,9% en el bloque BM-ES-21 que contiene el descubrimiento de Malombe. La española Repsol retiene el 11.1% restante de Malombe, pero ya ha liberado sus derechos a Petrobras en espera de la aprobación de la ANP.

Los nuevos compradores serían dueños del 100% de Peroa, Cangoa y Malombe, dijo Petrobras.

Peroa y Cangoa son campos de gas de aguas poco profundas a unos 50 km de la costa, según Petrobras. Peroa, que bombeó el primer gas en 2006, produce alrededor de 769.000 metros cúbicos por día (m3 / d), dijo Petrobras. Cangoa comenzó a operar en 2009 y produce alrededor de 176.000 m3 / d, dijo la compañía. La salida de los campos se detuvo brevemente en 2018 antes de reiniciarse.

La producción de gas de los dos campos alcanzó un máximo de aproximadamente 7,3 millones de m3 / d en 2008, según Petrobras.

El acuerdo incluye la plataforma PPER-1 y un gasoducto que conecta la plataforma con la planta de procesamiento de gas de Cacimbas. La plataforma está actualmente conectada a tres pozos de producción en Peroa y a un solo pozo de producción de Cangoa, dijo Petrobras.

Malombe, mientras tanto, fue descubierto en 2011 y actualmente se encuentra en proceso de evaluación de su plan de desarrollo, dijo Petrobras. Se espera que el campo se declare comercialmente viable para el desarrollo en la segunda mitad de 2019, y se espera una decisión final de inversión para fines de este año, dijo Petrobras.

Se estima que el campo, que se espera que bombee el primer gas en el primer trimestre de 2023, producirá 2.5 millones de m3 / d en su punto máximo, dijo Petrobras. El pozo de descubrimiento de Malombe se encuentra a unos 15 km de la plataforma PPER-1, lo que hace que los retornos sean económicamente factibles.

Los potenciales inversores deben tener una licencia de operación A de la ANP, que autoriza a los posibles compradores a operar en campos offshore, dijo Petrobras.

 

Vienen las licitaciones

En otra declaración, Petrobras dijo que sigue en conversaciones con potenciales inversionistas para comprar Liquigas, el segundo distribuidor de GLP más grande de Brasil.

Petrobras llegó a un acuerdo el año pasado para vender Liquigas a su rival Ultrapar, pero los reguladores suspendieron el acuerdo en medio de preocupaciones antimonopolio.

La compañía reabrió la licitación a principios de este año, con varios fondos de inversión que mostraron interés, según fuentes con conocimiento del proceso de ventas. Petrobras se encuentra actualmente en la fase vinculante de las negociaciones, que comenzaron el 20 de junio, dijo la compañía.

“La fase actual solo terminará con la recepción de ofertas vinculantes, por lo que no es posible conocer en este momento los valores o el número de ofertas potenciales vinculantes mencionadas en esta operación”, dijo la compañía.

 

 

 

 

(Con información de Platts)

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias