Segunda condena contra Tomás Jaramillo por descalabro del Fondo Premium (Interbolsa)

160

 

Una de las anomalías detectadas por la Fiscalía en sus investigaciones fue el ofrecimiento de acciones en el denominado Fondo Premium de Curazao (manejado desde la liquidada comisionista de bolsa Interbolsa), el cual se presentaba como un producto en el exterior, pero que, en realidad, era un elaborado esquema financiero y societario para beneficio de sus administradores y relacionados.

Tomás Jaramillo Botero (hijo de Rodrigo Jaramillo, expresidente de Interbolsa), aceptó hoy su responsabilidad en los delitos de captación masiva y habitual de dinero, y no reintegro en calidad de cómplice.

En consecuencia, luego de la firma de un preacuerdo que recibió aval del juez de conocimiento, Jaramillo Botero cumpliría una pena de 85 meses de prisión (siete años y un mes).

Adicionalmente, entregará 400 millones de pesos por concepto de indemnización simbólica.

La Fiscalía solicitó que la condena se cumpla en centro carcelario y sin ningún tipo de beneficio. Sin embargo, el próximo 22 de julio el juez definirá este aspecto y resolverá una solicitud de detención domiciliaria hecha por la defensa.

Recordó la Fiscalía que el agente liquidador designado por la Superintendencia de Sociedades para el caso del Fondo Premium realizó el reintegro del 100% de las reclamaciones presentadas por los inversionistas.

La entrega comprometió cerca de 130 mil millones de pesos y la transferencia de bienes por 200 mil millones de pesos.

Esta es la segunda condena que la Fiscalía General de la Nación obtiene contra Tomás Jaramillo Botero, quien ya había aceptado los delitos de manipulación fraudulenta de especies, estafa agravada y concierto para delinquir, y en junio de 2017 fue sentenciado a cinco años y nueve meses de prisión.

El juicio por el caso del Fondo Premium continuará contra Víctor Maldonado, Claudia Patricia Aristizábal, Natalia Zúñiga Isaac, Juan Carlos Ortiz y Ricardo Martínez, por los delitos de captación masiva y habitual de dineros, no reintegro, estafa, y concierto para delinquir.

Compartir: