Cemex evitó demanda por sobornos en tribunal de EE. UU.

665

La compañía global de materiales de construcción Cemex logró evitar una demanda acusándola de encubrir un esquema de soborno cuando un juez federal de Nueva York, Estados Unidos, encontró que las acusaciones de los inversionistas eran “poco convincentes y vagas”.

La jueza de distrito de los Estados Unidos, Valerie Caproni, desestimó la demanda el viernes, pero dio permiso a los accionistas para enmendar su queja.

Los inversionistas dijeron que Cemex ocultó una “cultura de corrupción” en su sucursal colombiana, particularmente en relación con el desarrollo de una nueva planta de cemento en la ciudad de Maceo, y que, al no divulgar el supuesto soborno, la compañía hizo declaraciones y omisiones engañosas, violación de las leyes federales de valores.

“Los demandantes no han alegado que los acusados cometieron errores, aparte de un número limitado de declaraciones sobre litigios relacionados con la planta de Maceo”, dijo la jueza.

La demanda se presentó en marzo de 2018 en nombre de los inversionistas que compraron valores de Cemex entre el 14 de agosto de 2014 y el 13 de marzo de 2018. Los accionistas alegaron que la compañía mantuvo los precios de sus acciones artificialmente altos al no revelar el alcance de la corrupción de un año de duración en Cemex Colombia, llevando a una serie de caídas de acciones en 2016 y 2018.

La compañía anunció en el otoño de 2016 que una auditoría interna había descubierto que se habían pagado US$20 millones en sobornos a una empresa colombiana llamada CI Calizas y Minerales SA a cambio de tierras, derechos mineros y beneficios fiscales para la planta de Maceo.

En marzo de 2018, Cemex dijo a los inversionistas que el Departamento de Justicia de los Estados Unidos estaba investigando si los pagos violaban la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero, lo que provocó que los precios de las acciones volvieran a bajar, según la queja.

Pero la jueza Caproni dictaminó que los inversionistas no identificaron ninguna declaración u omisión falsa en particular que pudiera haberlos engañado.

“Estas afirmaciones son una crueldad clásica”, dijo. “Muchas de las afirmaciones fueron precedidas por un lenguaje explícitamente aspiracional, lo que indica inequívocamente que eran afirmaciones sobre objetivos, no afirmaciones de hecho”, agregó.

(Tomado de Law360)

Compartir: