Moody´s confirmó calificación de TGI, filial del Grupo Energía Bogotá

143

 

La agencia internacional Moody’s Investors Service confirmó hoy la calificación senior no garantizada en moneda extranjera de Baa3 asignada a la Transportadora de Gas Internacional (TGI) con una perspectiva estable.

La afirmación de la calificación refleja la posición líder de TGI (filial del Grupo Energía Bogotá) en el mercado colombiano de transporte de gas natural, ya que su negocio representa alrededor del 53% de toda la red de transporte, junto con la ubicación estratégica de sus activos, ya que su territorio de servicio representa alrededor del 70% de la población del país.

La calificación está respaldada, dijo, por el alto grado de previsibilidad del flujo de efectivo, ya que TGI ha contratado más del 93% de su capacidad en virtud de acuerdos a largo plazo con una vida útil promedio de 7.3 años.

La acción de calificación toma en consideración las incertidumbres relacionadas con el retraso en el proceso de revisión de las tarifas, que ahora se espera que concluyan a fines de 2019 y se apliquen a partir de 2020, lo que probablemente causará una disminución de los ingresos y el deterioro correspondiente en los indicadores de apalancamiento, en gran parte debido a un menor costo de Insumos de capital.

La agencia espera que las métricas crediticias clave de TGI experimenten cierta volatilidad en los próximos 24 a 36 meses como resultado de la conclusión de la revisión tarifaria demorada, lo que afectará directamente la generación de ingresos.

En el mediano plazo, estima que el índice de cobertura de intereses se encuentre dentro del rango de 3.0x a 3.5x y que los fondos de operaciones (FFO por su sigla en inglés) sobre la deuda esté dentro del rango de 12% a 17% de 3.7x y 17.4% en 2018.

La perspectiva crediticia de Moody´s también considera que la exposición de TGI a los riesgos cambiarios se ve mitigada en gran medida por una combinación del 68% de los ingresos denominados en dólares estadounidenses y el mantenimiento de una parte de su saldo en efectivo en inversiones en divisas.

Dado que su estructura de costos es mayoritariamente en pesos colombianos, TGI estima que alrededor del 80% del Ebitda está en dólares estadounidenses.

En el informe de la agencia se indica que la perspectiva estable refleja su opinión de que TGI mantendrá una base estable de ingresos de capacidad firme, lo que proporciona un piso de flujo de efectivo que respalda los niveles de deuda actuales y esperados.

Además, la perspectiva estable considera la expectativa de que el proceso de revisión de tarifas, una vez concluido, mantendrá la base de ingresos en niveles que colocan FFO / deuda y el índice de cobertura de intereses por encima del 12% y 3.0x, respectivamente.

 

¿Qué podría cambiar la calificación?

La presión de calificación al alza surgiría si los resultados de la revisión arancelaria o una reducción en los niveles de deuda conducen a una mejora en las métricas crediticias, de manera que la cobertura de FFO a deuda e intereses aumente a más del 20% y 4.5x, respectivamente, sobre una base sostenible, dijo Moody´s.

Por su parte, la presión a la baja podría desencadenarse si los resultados del proceso de revisión de aranceles conducen a una percepción de un entorno regulatorio menos favorable al crédito o si la deuda adicional incurrida para financiar oportunidades de crecimiento no se compensa con una política financiera más favorable para los acreedores.

Cuantitativamente, dijo que podría bajar la calificación si el FFO sobre la deuda se mantiene por debajo del 13% y el índice de cobertura de intereses se mantiene por debajo de 3.0x, sobre una base sostenible.

TGI posee una participación del 31,42% en Contugas (acciones restantes propiedad de Grupo Energía de Bogotá – GEB), una compañía que posee una concesión en Perú (A3, estable) para operar y mantener 291 km de gasoductos y 1,023 km. red de distribución.

GEB posee TGI a través de su participación del 99,99% en la compañía. El Distrito de Bogotá (Baa2, estable) es el accionista mayoritario de GEB, con una participación del 76%.

La compañía posee una cartera de líneas de transmisión operativas en Colombia, así como participaciones de capital que controlan y no controlan materiales en compañías de energía domiciliadas en Colombia, Perú y Guatemala (Ba1, estable).

Compartir: