Cambios en regulación hipotecaria aumentarían temporalmente precios de viviendas: Fitch Ratings

857
PANORÁMICA DE EL POBLADO EN MEDELLÍN. FOTO: DANIEL BUSTAMANTE/CEET 8 DE MARZO DE 2010

Según la calificadora internacional Fitch Ratings, los cambios propuestos en la regulación de vivienda colombiana no tendrán impacto alguno en las transacciones respaldadas por créditos hipotecarios (Rmbs por sus siglas en inglés) calificadas por la entidad.

“El objetivo del Gobierno es hacer que las viviendas sean más accesibles y con ello fomentar la construcción de las mismas y así aumentar la cartera hipotecaria como un porcentaje del PIB. Los cambios no afectarán las transacciones Rmbs existentes ya que están respaldadas por portafolios estáticos”, dijo Fitch.

La entidad cree que la calidad general de los créditos hipotecarios no se afectará porque, actualmente, los bancos generan préstamos muy por debajo del límite permitido del mismo y no espera que estos cambien radicalmente sus prácticas en caso de aprobarse la reglamentación nueva.

Algunos de los cambios promovidos por el Gobierno Nacional para el sector de viviendas no VIS (vivienda de segmento medio y alto) son el aumento desde el 70 % hasta el 90 % de la capacidad de financiación de los bancos o entidades financieras sobre un inmueble. También ha propuesto el lanzamiento de nuevos productos de garantía respaldados con recursos del Gobierno.

El Gobierno también propone redefinir los límites para vivienda de interés social (VIS) a 150 veces el salario mínimo mensual vigente, desde 132 veces que se tiene en la actualidad.

“Creemos que estos cambios pueden generar un aumento en la demanda de créditos hipotecarios para el segmento VIS, además de mantener la calidad general de la cartera, siempre que la aprobación de los subsidios siga estando vinculada al pago puntual de las cuotas de los préstamos”, añadió Fitch.

La agencia finalizó afirmando que, si todas las medidas se implementan simultáneamente, se podría generar una presión temporal al alza de los precios de viviendas como resultado del desequilibrio de la oferta y la demanda.

 

 

Compartir: