Reserva Federal de EE. UU. bajó tasas de interés

Fachada de la Reserva Federal de EE. UU. Foto: Pixabay

 

La Reserva Federal de Estados Unidos bajó hoy su tasa de referencia en un cuarto de punto como una póliza de seguro, no en contra de lo que está mal en la economía ahora, sino de lo que podría salir mal en el futuro.

En medio de la intensa presión política del presidente Donald Trump y las persistentes expectativas del mercado, el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC por su sigla en inglés) de formulación de políticas redujo el rango objetivo para su tasa de préstamos a un día a 2% a 2.25%, o 25 puntos básicos desde el nivel anterior.

Al aprobar el recorte, el FOMC citó “las implicaciones del desarrollo mundial para el panorama económico, así como las presiones inflacionarias contenidas”.

El comité calificó el estado actual de crecimiento como “moderado” y el mercado laboral “fuerte”, pero decidió aflojar la política de todos modos.

La tasa está vinculada a la mayoría de las formas de deuda del consumidor y es probable que tenga un impacto casi inmediato en la reducción de los costos crediticios.

La Fed también dejó la puerta abierta a futuros recortes, diciendo que “actuará según corresponda para sostener la expansión” a medida que continúa evaluando los datos entrantes.

La votación para recortar también llegó con un movimiento para finalizar, dos meses antes de lo planeado, la reducción de los bonos que el banco central mantiene en su balance.

“Esta acción respalda la opinión del Comité de que la expansión sostenida de la actividad económica, las fuertes condiciones del mercado laboral y la inflación cerca del objetivo simétrico del 2 por ciento del Comité son los resultados más probables, pero persisten las incertidumbres sobre esta perspectiva”, dijo la declaración posterior a la reunión del FOMC.

El recorte de tasas vio dos disidencias, con los presidentes de la Fed, Esther L. George de Kansas City y Eric Rosengren de Boston sin emitir votos, como muchos observadores esperaban.

Trump había estado buscando un recorte de 50 puntos básicos, por lo que queda por ver si la flexibilización detendrá sus continuas críticas al presidente Jerome Powell y a sus compañeros políticos.

La medida marcó la primera reducción en la tasa de fondos desde el 16 de diciembre de 2008, ya que la economía de Estados Unidos estaba en espiral a través de una crisis financiera que había amenazado con aplastar la economía global.

En ese caso, una sensación de urgencia sobre la profundidad de la recesión empujó al FOMC a bajar la tasa del 1% a un rango de 0% -0.25%, donde permaneció durante siete años.
Al hacer el movimiento después de la reunión de dos días de esta semana, los encargados de formular políticas notaron que la inversión empresarial “ha sido blanda” aunque el gasto de los hogares “se ha recuperado de principios de año”.

Junto con el recorte de tasas, el comité decidió poner fin a la reducción de bonos que mantiene en su balance.

En otra acción destinada a resucitar la moribunda economía de la era de la crisis, la Fed había instituido tres rondas de compras que involucraban bonos del Tesoro y valores respaldados por hipotecas. El programa, conocido en los mercados como flexibilización cuantitativa, llevó el balance a más de US$4,5 billones en un punto.

En octubre de 2017, el comité comenzó a reducir el tamaño de la cartera de bonos al permitir que un nivel máximo de ingresos se reduzca cada mes mientras reinvierte el resto.

El final había sido el objetivo de septiembre, pero el FOMC decidió ir dos meses antes, y todas las operaciones ahora se reinvertirán a partir del jueves.

En total, las tenencias cayeron en US$618 mil millones, pero permanecen en US$3,6 billones.

Eso está muy por encima del nivel que la mayoría de los funcionarios de la Fed y los participantes del mercado anticiparon para el momento en que finalizara la transferencia.

 

 

 

(Con información de CNBC)

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias