Credicorp recorta previsión de crecimiento para la economía de Chile en 2019-20

157

 

El Banco Central de Chile (BCCh) anunció que el Indicador Mensual de Actividad Económica (Imacec) del 19 de junio creció un 1.3% año a año (a / a) al 19 de junio, por debajo de las expectativas del mercado (1.8% a / a), pero más cerca del pronóstico de la comisionista de bolsa Credicorp Capiral (1.6% a / a).

Así, el PIB avanzó alrededor de 1.75% a / a en el primer semestre de 2019 frente a una estimación inicial más cercana al 2%.

La industria minera aumentó 0.3% a / a en junio de 2019 a pesar de una huelga laboral de 14 días en Chuquicamata (una de las minas de cobre más grandes de Chile), pero los sectores no mineros crecieron 1.4% a / a, manteniendo una tendencia a la baja (19 de mayo: 2,8%).

Este desempeño confirma una actividad económica más débil de lo esperado en el primer semestre y apunta a la materialización de los riesgos a la baja para los próximos trimestres, dijo la firma.

En general, el comportamiento decepcionante de la economía en los primeros seis meses en medio de una producción minera y no minera menor a la esperada, la caída continua de los indicadores de confianza y un escenario externo más riesgoso con un precio del cobre cercano a US$2,55 / lb actualmente, llevó a Credicorp Capital a recortar el pronóstico de crecimiento del PIB de 2019 a 2.5% a / a, por debajo del 2.7% anterior, y para 2020 de 3.3% a / a hasta 3.1%.

En cuanto a esto último, dijo que, aunque es posible que un crecimiento más bajo este año resulte en una base estadística más favorable para 2020, lo cierto es que una recuperación más fuerte de la actividad parece descansar en varios factores, incluida la materialización efectiva de proyectos de inversión, Un progreso más rápido de las reformas estructurales en el Congreso y un mejor contexto externo que implica un mayor crecimiento de los socios comerciales.

Dado el grado relativamente alto de incertidumbre en cada uno de estos factores, la comisionista prefiere ser ahora más cautelosa.

Dicho esto, en términos de su escenario de referencia, todavía espera que la economía se acelere en el segundo semestre de este año, registrando una tasa de crecimiento de alrededor del 3.25% a / a.

Dado este menor crecimiento económico esperado, los riesgos a la baja locales y externos, las presiones inflacionarias moderadas y un claro sesgo moderado de BCCh, la firma cree que la probabilidad de un recorte de tasas de 50 puntos base en la reunión del 19 de septiembre ha seguido aumentando considerablemente.

De hecho, estima que la inflación tendría que sorprender al alza en una magnitud no despreciable en julio-19 y / o agosto-19 (especialmente el componente de servicios) para que se eviten 50 pb.

“Esperamos un menor crecimiento del PIB 2019-20 y la posibilidad de un recorte de tasas de 50 pb en el próximo mes. Como hemos comentado, habíamos considerado que el balance de riesgos tanto para la actividad interna como para el escenario externo se inclinaba hacia la baja. Aunque todavía estamos esperando una recuperación en la segunda mitad del año, creemos que la aceleración económica por encima del potencial podría descartarse”, dijo un informe de los expertos.

Destacó que los riesgos que rodean la evolución futura de la actividad y la demanda interna en un contexto de alta incertidumbre de la

El contexto externo ha incrementado materialmente la probabilidad de un recorte de la tasa de 50bps en el 19 de septiembre, agregó para concluir que la orientación futura todavía depende de los datos, por lo que las siguientes cifras del IPC y el PIB del segundo trimestre de 2019 son cruciales para el sesgo del BCCh (julio-IPC y PIB del 2T19 que se publicarán el ocho de agosto y el 19 de agosto, respectivamente).

Compartir: