Moody’s pone en revisión calificación de banco GNB Sudameris por adquisiciones en Paraguay

346

 

La agencia internacional Moody’s Investors Service ha presentado hoy una revisión para rebajar todas las calificaciones a largo plazo de Gilex Holding S.a.r.l. (calificación senior garantizada B2), así como las calificaciones a largo plazo y la evaluación de crédito de referencia (BCA por su sigla en inglés) independiente ba3 de su banco líder, Banco GNB Sudameris S.A. (Ba2 para depósitos).

Esa entidad bancaria es liderada por el empresario colombiano Jaime Gilinski Bacal.

En la misma acción, Moody’s ha puesto en revisión para rebajar todas las calificaciones a largo plazo del Banco Bilbao Vizcaya Argentaria Paraguay (Ba1 para depósitos (moneda nacional)) así como su ba2 BCA.

La firma dijo que la acción de calificación sigue al reciente anuncio de que BBVA España ha llegado a un acuerdo con Banco GNB Paraguay, subsidiaria de Banco GNB Sudameris SA, una unidad de Gilex Holding Sarl, para vender el 100% de su capital en BBVA Paraguay, por aproximadamente 270 millones de dólares en una transacción en efectivo.

La adquisición propuesta creará el banco comercial más grande de Paraguay con 2.600 millones de dólares en depósitos y 3.300 mil millones de dólares en activos totales.

El valor final del acuerdo está sujeto a posibles variaciones hasta la fecha del cierre del acuerdo, que también dependerá de la aprobación de las autoridades reguladoras pertinentes.

 

GNB SUDAMERIS

Moody’s colocó las calificaciones de GNB Sudameris (GNB, depósitos Ba2 estables, BCA ba3) en revisión a la baja porque su propuesta de adquisición de BBVA Paraguay “expondría al banco a condiciones operativas más débiles en Paraguay, lo que representaría el 36% de los préstamos de GNB Sudameris cierre, duplicando su exposición actual del 17%”.

Moody’s ha comentado que la mayor presencia del banco en Paraguay puede llevar a un cambio en el Perfil Macro ponderado de GNB Sudameris a “Moderado” de “Moderado+”.

La revisión, dijo, evaluará el efecto que una mayor presencia en un mercado potencialmente más volátil podría tener sobre la calidad de los activos y las ganancias de GNB Sudameris, lo que podría generar presiones a la baja en su evaluación crediticia de referencia (BCA).

Además, la revisión de calificaciones evaluará la tendencia en el índice de capitalización del banco resultante de las recientes inversiones en bienes raíces, además de los pagos de dividendos a su compañía holding, GIlex, para pagar la deuda de la compañía tenedora. A marzo de 2019, el capital común tangible de Moody’s de GNB se había debilitado a un relativamente bajo 6.1% de los activos ponderados por riesgo, desde el 7.8% en diciembre de 2017.

 

GILEX HOLDING

Como sociedad de cartera, Gilex depende de los dividendos de su subsidiaria operativa principal, Banco GNB Sudameris, para pagar su deuda y pagar el principal.

Como tal, la deuda garantizada senior de Gilex está estructuralmente subordinada a las obligaciones de GNB y, por lo tanto, cualquier posible rebaja de las calificaciones de GNB resultante de la revisión de las calificaciones podría tener un efecto en las calificaciones de Gilex.

La revisión de las calificaciones de Gilex también se centrará en las métricas financieras de la compañía, incluido el doble apalancamiento, que es una indicación de cuánto depende de la deuda para financiar sus inversiones.

Según la compañía, Gilex usará 80 millones de dólares de su posición en efectivo de 284 millones de dólares para financiar parcialmente la adquisición, lo que dejará a la compañía tenedora con un búfer de efectivo de más de 200 millones de dólares.

En este escenario, el doble apalancamiento, que se mide por las inversiones en subsidiarias divididas por el patrimonio neto, aumentará a alrededor del 115%. La calificación de Gilex estará menos presionada en tal escenario, porque la calificación asignada ya incorpora la expectativa de un doble apalancamiento superior al 115% pero inferior al 140%.

El resto de los fondos necesarios para cerrar la transacción se financiará con una posición en efectivo de 40 millones de dólares de GNB Paraguay y una inyección de capital de 150 millones de dólares del propietario del grupo.

Sin embargo, para Moody´s, en un escenario alternativo en el que Gilex utilizaría los 284 millones de dólares en efectivo disponibles, a excepción del requisito de liquidez mínimo de 25 millones de dólares, para financiar la adquisición, su doble apalancamiento podría aumentar hasta el 144% desde el 109% a marzo 2019.

Moody’s considera que el doble apalancamiento por encima del 115% es alto e indicó anteriormente que la calificación enfrentaría una presión a la baja si aumentara sustancialmente por encima del 140%.

Esto lleva a una calificación dos niveles por debajo de la evaluación crediticia de referencia (BCA) de GNB de ba3, un escalón más amplio que la calificación típica de Moody’s para las compañías financieras de cartera.

Compartir: