Fitch advierte retos para entidades territoriales con el nuevo Plan Nacional de Desarrollo

169

 

Fitch Ratings publicó un informe en el que señala algunos efectos del Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2018−2022 sobre los resultados fiscales de las entidades territoriales de país.

La agencia calificadora indica que los próximos gobiernos territoriales presentan retos en términos de lograr articular sus instrumentos de planeación con las líneas de política del PND, de tal forma que se promuevan procesos de optimización presupuestal.

Advierte que el rezago en la gestión catastral en la mayoría de los municipios ha sido una limitante para lograr que la recaudación alcance un tope cercano a su potencial. Con el PND, la gestión catastral es reconocida como un servicio público, lo que constituye una oportunidad para que los municipios puedan gestionar sus propios catastros e incrementar sus ingresos propios por esta vía.

En ese sentido, Fitch le dará seguimiento a la recién promulgada Ley de Regiones, cuyo marco establece mecanismos de coordinación y apoyo entre entidades territoriales para el desarrollo de proyectos de impacto regional; entre ellos, la posibilidad de que los municipios obtengan apoyo financiero y técnico para la gestión de sus catastros bajo un enfoque multipropósito.

Añade que el Gobieno nacional buscará definir una fórmula de crecimiento real y progresivo de las transferencias sectoriales y que, a partir de 2020, se financiarán las obligaciones por servicios y tecnologías en el sector no financiadas con unidad de pago por capitación (UPC) del régimen subsidiado.

Además, los municipios de categoría especial, 1 y 2, podrán financiar sus proyectos estratégicos de renovación urbana a través de la titularización de ingresos futuros por impuesto predial unificado. El PND continúa habilitando a las entidades territoriales para financiar sus pasivos pensionales corrientes con recursos acumulados en el Fondo Nacional de Pensiones de las Entidades Territoriales (Fonpet). La calificadora observa que estos desahorros han tenido un efecto positivo en los balances operativos de los gobiernos.

Fitch concluyó con que considera que las reformas encaminadas a robustecer los procesos para la generación de información financiera en línea con las mejores prácticas reconocidas internacionalmente traerán efectos positivos en consistencia y transparencia con las entidades territoriales.

La calificadora le dará seguimiento a la continuidad del proyecto de gestión del gasto orientado a resultados para las entidades territoriales, así como a la implementación del nuevo catálogo integrado de clasificación presupuestal que, aunque no es contemplado de forma expresa en el PND, es un elemento clave para el logro de uniformidad conceptual y técnica en la producción de información presupuestaria de las entidades territoriales. 

Compartir: