Sorpresivo recorte de tasas de interés en México

88

 

El banco central de México recortó su tasa de política monetaria (MPR) en 25 pb a 8.00% el jueves. La decisión es una sorpresa, ya que el mercado y nosotros anticipamos la estabilidad, para pasar a un ciclo de relajación hasta el cuarto trimestre.

La decisión llegó por mayoría, con solo un miembro, tal vez Irene Espinosa, dada su récord agresivo, votando por la estabilidad.

Este es un consenso sorprendentemente grande entre la junta, dado que la última decisión de política mostró que la mayor parte de la junta se mantuvo algo agresiva, con solo un miembro del vicegobernador Gerardo Esquivel votando por un corte y uno más, tal vez el vicegobernador Jonathan Heath, usando un discurso claramente moderado que anticipa un corte a corto plazo.

La junta reconoció que las presiones inflacionarias permanecen en el ambiente.

El banco continuó destacando la posibilidad de depreciación de la moneda entre los principales riesgos futuros. Estamos de acuerdo con esta preocupación, al ver las políticas económicas poco sólidas promovidas por la administración, la incertidumbre global vinculada a las disputas comerciales internacionales y la posibilidad significativa de un recorte de la tasa de crédito a la soberanía.

La junta reconoció que las expectativas inflacionarias permanecen ancladas de manera holgada, muy por encima de la meta de 3.00% de fin de año.

Además, a pesar de señalar que la inflación se ha desacelerado, reconoció que la desaceleración se produjo en la parte posterior del componente no básico, que no se puede confiar para mantener el camino, dada la volatilidad de los precios de la energía.

Una economía debilitada se situó claramente entre las razones que empujaron a los miembros del Consejo de Política Monetaria (MPC) a comenzar un ciclo de relajación.

El consejo reconoció que la actividad económica se estancó en el primer semestre y amplió la brecha del producto. Además, observamos que las perspectivas de crecimiento continúan empeorando, lo que sugiere que la brecha del producto no se reducirá en el corto plazo.

En general, la posición moderada asumida por el MPC resulta sorprendente teniendo en cuenta los riesgos restantes en la economía, en particular debido a las políticas económicas poco sólidas promovidas por la administración. Sin embargo, la medida es coherente con el débil crecimiento del PIB, la desaceleración de la inflación del IPC y la flexibilización de la política monetaria externa.

Por lo tanto, podrían producirse más recortes en los próximos meses, haciendo que el minuto de sesión sea más relevante para anticipar las próximas decisiones.

 

 

 

(Reporte especial de CEEMarketWatch para Valora Analitik)

Compartir: