Yacimientos no convencionales, offshore e importaciones; las alternativas del gas en Colombia

180

De acuerdo con el informe del sector gas natural 2019, realizado por Promigas, a 2018 el número de usuarios de gas natural en Colombia aumentó 5 % y alcanzó los 9,5 millones de usuarios conectados.

El mayor crecimiento estuvo en la región pacífica por la masificación en Valle, Cauca, Nariño y Chocó.

El informe revela que Colombia, en 2018, contaba con 7.460 kilómetros de redes de gasoducto y con un volumen de gas transportado de 990 metros cúbicos gaseosos (Mpcd).

El texto recoge los argumentos planteados por la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme) sobre la necesidad de construir la planta de regasificación de Buenaventura, así como un gasoducto al municipio de Yumbo (Valle del Cauca). Se estima que el costo total de este proyecto es de US$700 millones y se proyecta que entre en operación en 2025.

El documento reafirma que las reservas de gas probadas del país son de 3,8 tirapiés cúbicos (TPC) que significan 9,8 años.

“Se concluye que Colombia tiene alternativas para abastecerse, entre ellas los yacimientos offshore, los no convencionales y las importaciones de GNL.

El informe sostiene que los bloques ubicados en el Mar Caribe: Kronos, Gorgon – 1, Purple, Angel-1, Tayrona y Orca-1 representarían reservas entre siete y 30 TPC.

“La capacidad que tiene el Pacífico colombiano de convertirse en un gran productor de gas es de 5,88 TPC en los bloques Choco Offshore, Tumaco Offshore y Pacífico Profundo”, dice el documento.

También se contemplan las exportaciones de gas, principalmente desde Venezuela, a través del gasoducto Antonio Ricaurte que tiene una longitud de 224 kilómetros y una capacidad de 500 (Mpcd).

Según los expertos, los no convencionales en Colombia cuentan con potencial de gas aproximadamente cuatro a 24 TPC en zonas del Magdalena Medio, Cesar-Ranchería y Catatumbo.

“Estos recursos no han podido ser aprovechados por no existir autorizaciones del Estado para explorarlos ni explotarlos”, añadieron los expertos.

“De materializarse un escenario optimista en los yacimientos potenciales descritos, y si logramos agilizar las instituciones en su toma de decisiones para concretar el potencial offshore y onshore, estaríamos hablando de un verdadero salto cuántico de competitividad”, dijo Erich Flesh, CEO de Promigas.

Compartir: