Camacol Bogotá reveló preferencias para comprar vivienda y espacios comerciales en la región

Bogotá

 

Camacol Bogotá y Cundinamarca analizó la actualidad del sector edificador en la ciudad y la región, de destinos como comercio, bodegas y oficinas, así como en el sector residencial como parte de su reciente Foro Económico Nacional & Seminario de Actividad Edificadora.

Los resultados del estudio de oferta y demanda de vivienda y no habitacionales en Bogotá y la región evidencian que el equivalente a 586.974 hogares habría buscado vivienda en el último año así: en Bogotá 548.075 y en Cundinamarca 38.899. De estas familias, las que más se acercan a salas de venta son aquellas conformadas por un jefe de hogar con edad entre los 25 y 35 años (34,8%), con ingresos entre 2 y 4 salarios mínimos (31,6%), con formación universitaria completa (54,4%) y que viven en unión libre (48,1%).

Mientras que en Cundinamarca se destacan los hogares conformados por un jefe con edad entre los 36 y los 50 años (48,8%), con ingresos entre 4 y 8 salarios mínimos (39,5%), con título universitario completo (48,4%) y casados (46,8%).

Frente a las localidades de Bogotá preferidas por las personas que visitan salas de venta sobresalen Kennedy (32,4%), Fontibón (26,2%), Suba (24,7%) y Usaquén (17,5%). Entre tanto, municipios del corredor norte como Chía (20,1%) y Cajicá (19,8), son los favoritos.

El estudio evidenció que los dos aspectos más importantes a la hora de escoger vivienda son: ubicación del proyecto con un 63,4% de los hogares en Bogotá, mientras que en Cundinamarca este porcentaje se ubica en 60,9%. El precio es el segundo aspecto más importante con un 40,9% para los hogares que visitan salas de venta en Bogotá y 48,4% para quienes asisten a una sala de venta en Cundinamarca.

También se indagó sobre los planes de comprar una vivienda en los próximos 12 meses, a lo que un 50,2% de los hogares bogotanos manifestó estar interesado, siendo el estrato 3 el nivel socioeconómico que registró el mayor incremento en este aspecto con un 41,4%. Por su parte, un 26,4% de los hogares de Cundinamarca demuestra interés por la compra de vivienda, siendo los municipios del corredor de la Avenida 80 los que lideran el indicador.

Los datos en sectores comerciales

Los resultados del estudio en Bogotá y Cundinamarca muestran que el equivalente a 541 empresas ha buscado espacios de oficinas en los últimos 12 meses. Un 89,6% afirma estarla buscando en Bogotá y un 6,9% en municipios aledaños.

La localización (26,2%), aspectos ambientales (20,6%) y la disponibilidad de parqueaderos (15,7%) son los atributos más importantes que debe tener la zona en la que planean ubicar las empresas sus oficinas. Los resultados muestran que un 24,2% de las empresas, cifra que equivale a 7.537, planea construir, alquilar o comprar oficinas en Bogotá o en municipios aledaños, siendo la necesidad de contar con espacios más amplios el motivo principal.

En materia de bodegas, un 14% de las empresas encuestadas afirma tener intención de demandar este tipo de espacios en los próximos doce meses, cifra que equivale a 568 compañías. De estas, 57,2% pretende comprar, 24,5% construir y 18,4% alquilar. Según los resultados del estudio, las empresas estarían dispuestas a pagar en promedio un precio de $25.693 por el alquiler de un metro cuadrado de bodegas e invertir $1.700.000 en la compra de cada metro cuadrado.

En lo referente a espacios de uso comercial, las empresas encuestadas manifestaron que planean alquilar (76,2%), comprar (12,9%) y construir (10,9%) en la región. Si bien la razón principal para aquellas que desean alquilar o construir es ampliar su cobertura, un 43,9% de las que manifestaron tener intención de comprar dichas áreas señala que la razón principal es expandir su negocio.

Un 47,6% de las firmas busca únicamente en Bogotá, mientras que un 7,7% tiene intención de hacerlo exclusivamente en los municipios aledaños. La localización y la cercanía a zonas ambientales son las razones principales para escoger dichas zonas.

En cuanto a ubicación de oficinas, comercio e industria se destaca que Bogotá se mueve al ritmo de las necesidades. Por ejemplo, se evidencia que no es extraño encontrar proyectos de este tipo en zonas no tradicionales, como es el caso de Ciudad Bolívar, una localidad donde históricamente no ha sido habitual este tipo de edificaciones y que ahora registra algunos proyectos.

Compartir: