¿Comercio electrónico y la red de giros postales? El futuro de un mercado a puertas de la transformación digital   

313
Isabel de Ávila, consultora experta en innovación

Los consumidores en todos los sectores e industrias han ido migrando a ambientes digitales, para adquirir sus productos o solicitar servicios.  Sin embargo, un factor crítico que no permite la promoción y evolución del comercio electrónico es la inclusión financiera, según plantea el estudio de prospectiva para el comercio electrónico en el país que adelantó la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico (CCCE) este año.  

Sobre ello, Isabel de Ávila, consultora experta en la materia, comentó que hoy, si no se tiene una cuenta de ahorros, corrriente o tarjeta de crédito o débito, no es posible que el consumidor pueda entrar al mundo de las ventas y pagos online.

“Lo que tenemos que hacer desde la política pública es permitir o autorizar nuevas formas de pagos digitales, a través de otras infraestructuras aprovechables que llegan a todos los rincones de Colombia y a todos los ciudadanos del país”, agregó de Ávila.

Valora Analitik habló con Edgar Páez, presidente de SuperGIROS, sobre esta situación y evidenció que, al sumar los puntos de los diferentes operadores postales de pago públicos y privados, se cubre el 100% del territorio nacional, con un impacto de alrededor de 15 millones de ciudadanos.

“Una cobertura de esta magnitud es importante para apalancar la consecución de la meta del gobierno de reducir la brecha digital hasta hoy existente, generando entornos propicios, sobre todo confiables, seguros y disponibles que permitan el desarrollo del comercio electrónico en el país y la formación de ciudadanos digitales apropiados de las nuevas tecnologías”, explicó Páez.

Por su parte, De Ávila, agregó que los operadores postales de pago, que son parte de la industria de tecnologías de la información y las comunicaciones, cuentan con infraestructuras asequibles a todos los ciudadanos que podrían apalancar la promoción de las compras y ventas por medios electrónicos. 

“Para el caso de SuperGIROS, por ejemplo, un ciudadano en Santa Cruz del Islote (Cartagena –  Bolívar), puede desde su smartphone o computador, a través de un app o navegador, elegir el producto o servicio que desea adquirir, haciendo uso de un botón digital de pago de la red postal que generará un comprobante digital, código QR o token, que el consumidor utilizará en los puntos físicos de la red para que este usuario pueda realizar el pago en efectivo”, afirmó la experta.

En este sentido, De Ávila reafirmó la responsabilidad que acarrea tanto para el Estado como para el sector y los operadores postales de pago, frente a una serie de medidas que procuren educar a los usuarios en el uso de entornos digitales para la adquisición, comercialización y venta de los bienes que requieren, además de disponer de la infraestructura de acceso a esos productos y servicios digitales. 

Según la directora jurídica de SuperGIROS, María del Pilar Cortés, los puntos de pago de la red postal en todo el país pueden garantizar la prestación de dichas oportunidades comerciales porque los usuarios del servicio se identifican con el producto y consideran que es muy útil para ellos.

Compartir: