Tras subasta de energías renovables, Gobierno elevó meta de adjudicación de megavatios

Así lo revelaron el Ministerio de Minas y Energía y la Unidad de Planeación Mineroenergética (Upme) tras conocerse el cierre consolidado de la subasta de largo plazo de energías renovables no convencionales.

En el denominado mecanismo voluntario se adjudicaron proyectos de siete generadoras y 22 comercializadoras. Al corte de la subasta se asignó en ese mecanismo un total de 10.186 megavatios hora/día a un precio de $95 por kilovatio/hora.

De su parte, en el mecanismo complementario de la subasta se adjudicarán 1.864 kilovatios hora/día a un precio máximo de $110 por kilovatio/hora.

Al final de la operación se presentaron proyectos por 2.800 megavatios, mientras que se destacó que hay tres agentes internacionales nuevos en el mercado colombiano tras su participación en la subasta, según informó la ministra de Minas, María Fernanda Suárez.

Se asignaron responsabilidades de generación a ocho proyectos adjudicados con una capacidad efectiva total de 1.298 megavatios de capacidad instalada, cinco de ellos eólicos y tres solares. En el proceso, quedaron con asignación siete generadoras y 22 comercializadoras.

La subasta cerró con un precio promedio ponderado de asignación de $95,65 kilovatio hora, es decir, cerca de $50 pesos por debajo del promedio actual del costo de generación en contratos bilaterales.

En desarrollo del proceso de adjudicación, la Comisión de Regulación de Energía y Gas estableció como tope máximo individual el precio de 200 $/kWh y como tope máximo promedio el precio de 160 $/kWh.

La demanda objetivo determinada por el Ministerio de Minas y Energía fue de 12.050,5 MWh-día. El total de energía asignada fue de 10.186 MWh-día.

Finalizado el proceso de adjudicación, la Upme verificó que conforme al artículo 5 de la Resolución MME 40725 de 2019, existe una diferencia positiva entre la demanda objetivo y la cantidad de energía asignada de 1,864.5 MWh-día, y se prevé un precio máximo de oferta de venta de  110 $/kWh.

Por tanto, reveló que se activa el mecanismo complementario cuyo proceso de adjudicación se realizará el 23 de octubre de 2019, empleando igualmente los topes máximos establecidos por la Comisión se Regulación de Energía y Gas Creg.

En la subasta participaron 53 empresas entre comercializadoras (26) y generadoras (27).

Tras la subasta de hoy, el Gobierno elevó la meta de pasar de 50 megavatios de capacidad instalada usando estas tecnologías no convencionales hasta llegar a 2.200 megavatios. Antes la meta era de 1.500 megavatios.

Los contratos se otorgaron a 15 años. De este modo, la generación de los nuevos proyectos adjudicados debería iniciar en enero de 2022 y pasarían de representar menos del 1 % en la matriz energética colombiana al 6 % en fuentes de este tipo. Según el Gobierno, la entrada de esos proyectos representará una rebaja en los precios de energía en el futuro.

Entre las 53 empresas que participaron en la subasta se encontraban compañías como Celsia, EPM, Electricaribe, Enel, Isagén, Ecopetrol Energía o Canadian Solar Energy, entre otras.

Por su parte, el director de la Asociación de Energías Renovables, SER Colombia, Germán Corredor, destacó que la subasta de energías renovables logrará la incorporación de 2.250 MW de capacidad instalada para el país, producidos con energía solar y eólica esencialmente, que corresponde aproximadamente a un 12% de capacidad actual de generación eléctrica, situando a Colombia como uno de los países con mayor generación con energías limpias en el mundo.

“Dado que la subasta exige que los proyectos entren en operación a partir de enero del 2022, los retos que tenemos en el corto plazo para la construcción de los mismos están relacionadas con el desarrollo de las consultas previas, la aprobación de las licencias ambientales, la adecuación de la infraestructura vial y portuaria para traer equipos y maquinaria, y la interconexión para evacuar la energía de los proyectos”, dijo Corredor.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias