Decretan toque de queda en Cali para frenar disturbios; en Bogotá hay afectación de movilidad

El alcalde de Cali, Valle del Cauca, Maurice Armitage, firmó un decreto estableciendo el toque de queda en la ciudad a partir de las siete de la noche como consecuencia de actos vandálicos que se registraron en diferentes zonas en medio de las marchas del paro nacional.

Se trata de las primeras medidas administrativas en el país que buscan contener los desmanes que se dieron al margen de las marchas convocadas por estudiantes, centrales obreras, trabajadores y ciudadanos.

En Bogotá también se han presentado actos de vándalos que afectaron 14 estaciones de Transmilenio y obligaron al cierre de los portales de las localidades de Usme, Suba y Bosa (Portal de las Américas) desde las primeras horas del día.

Una marcha masiva intentó movilizarse hacia el aeropuerto El Dorado de la capital del país, pero, debido a que no era el destino autorizado desde el comienzo de la marcha, el escuadrón antidisturbios de la Policía tuvo que intervenir lanzando gases lacrimógenos.

Un grupo de esos mismos manifestantes invadió locales comerciales en el centro comercial Gran Estación en la calle 26 al occidente de Bogotá, motivo por el cual estuvo cerrado durante alrededor de una hora.

En el resto de las ciudades se han registrado movilizaciones y algunas afectaciones a la movilidad, pero ninguna de consideración que requiriera medidas adicionales de parte de las autoridades.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias