La Ocde recomienda cambiar sistemas pensionales para suplir necesidades del mercado laboral

204

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde) publicó un documento en el cual asegura que los gobiernos deberían reformar urgentemente sus sistemas de pensiones para garantizar que la creciente proporción de trabajadores en empleos temporales o de medio tiempo pueda contribuir lo suficiente durante su vida laboral para recibir un ingreso adecuado en la jubilación.

El documento dice que el empleo no estándar, como el autoempleo, el trabajo temporal o a tiempo parcial, ahora representa más de un tercio del empleo en los países de la Ocde. El trabajo a tiempo parcial es tres veces más frecuente entre las mujeres que entre los hombres y el trabajo por cuenta propia es particularmente común entre los trabajadores de más edad.

“Los gobiernos deben establecer rápidamente pensiones más inclusivas y armonizadas para todos. Es esencial reformar las políticas de pensiones en los países de la Ocde para reducir las brechas entre los trabajadores estándar y no estándar en términos de cobertura, cotizaciones y derechos”, dijo el secretario General de la Ocde, Angel Gurría.

Según la Ocde, los trabajadores no estándar generalmente ganan menos, a menudo contribuyen menos a las pensiones relacionadas con los ingresos y no pueden contribuir a los planes ocupacionales.

“El acceso a planes de pensiones personales no debería discriminar entre los diferentes tipos de trabajadores, por ejemplo, y las personas deberían poder transferir más fácilmente sus derechos y activos de pensión cuando cambian de trabajo”, dice el documento.

El texto advierte sobre los crecientes riesgos que los países no cumplirán con las reformas recientemente adoptadas, a pesar de la aceleración del envejecimiento de la población en los países de la Ocde.

Datos de la entidad reflejan que en los últimos 40 años, el número de personas mayores de 65 años por cada 100 personas en edad de trabajar (20-64 años) aumentó de 20 a 31. Para 2060, este número probablemente se habrá duplicado a 58. Se espera que el envejecimiento sea particularmente rápido en Grecia, Corea, Polonia, Portugal, Eslovaquia, Eslovenia y España, mientras que Japón e Italia permanecerán entre los países con las poblaciones más antiguas.

Compartir: