Mayor integración regional haría frente a incertidumbres políticas en Europa y América Latina

83

 

El Octavo Diálogo Político de Alto Nivel del Eurosistema y los Bancos Centrales de América Latina tuvo lugar los días 28 y 29 de noviembre en Cartagena de Indias. La reunión fue organizada conjuntamente por el Banco Central Europeo, el Banco de España y el Banco de la República, anfitrión de la reunión.

Las sesiones de la reunión se enfocaron en tres temas principales: los retos actuales para promover el crecimiento y el comercio entre Europa y América Latina,  la gobernanza del sistema financiero internacional y los instrumentos de los bancos centrales para proteger la estabilidad financiera y el rol de las instituciones financieras regionales y globales.

En la primera sesión se discutió sobre los actuales retos para el crecimiento económico y el comercio, así como el papel y los beneficios de la integración regional para enfrentarlos, desde las perspectivas de bancos centrales de Europa y Latinoamérica. Algunos de los retos actuales incluyen la reciente incertidumbre en torno a políticas comerciales adoptadas por algunas economías avanzadas, el incremento de medidas proteccionistas, y las vulnerabilidades en algunas economías emergentes.

De acuerdo con lo discutido, una mayor integración regional podría contribuir a mejorar los estándares de vida en los países de ambas regiones. De hecho, ambas regiones cuentan con diferentes iniciativas para la profundización de sus lazos comerciales, tales como los acuerdos comerciales que existen entre la Unión Europea y Mercosur, México, Colombia y Chile.

No obstante, algunos de los retos para asegurar los beneficios de dicha integración incluyen el reforzamiento de las instituciones, la asignación eficiente de recursos para mejorar la productividad en el mediano y largo plazo, así como la reducción de la inequidad y de la economía informal.

En el evento se discutió sobre la importancia de la cooperación regional para promover la solidez del sistema financiero internacional.

La conclusión del evento fue que los bancos centrales no solo contribuyen a la estabilidad financiera a través del desarrollo de políticas y herramientas diseñadas para prevenir riesgos en el sistema financiero, sino que juegan un rol importante en el reforzamiento de la arquitectura financiera internacional, por ejemplo, a través de su participación en el FMI.

De igual forma, se habló de la necesidad de reforzar el marco regulatorio, especialmente en temas como la implementación de los estándares de Basilea III y la regulación del sistema financiero no bancario.

Compartir: