Natixis no ve recesión en EE. UU. durante 2020; principal riesgo es estancamiento económico global

84

 

Esty Dwek, directora de Estrategia de Mercados Globales del gestor de fondos de inversión Natixis Investment Managers, no cree que en 2020 se presente una recesión económica en Estados Unidos.

“Creemos que el año 2020 debería mostrar un continuo repunte de la actividad económica, aunque sea moderado. Esperamos que el crecimiento se mantenga en torno a los niveles de tendencia de las principales economías, pero creemos que EE. UU. podría sorprender al alza”, dijo.

Proyecta que, en general, los bancos centrales de las principales economías del mundo mantendrán estables sus tasas de interés.

“Creemos que la Reserva Federal no necesitará hacer más recortes, dado que el contexto mundial está mejorando, y que la inflación no aumentará lo suficiente como para justificar una subida. Esperamos que el Banco Central Europeo también permanezca en espera, al tiempo que presiona a los responsables de las políticas públicas para que le den apoyo fiscal”, dijo.

También estima el gestor que los precios del petróleo no “se disparen” por la escalada de tensiones internacionales entre Estados Unidos y Medio Oriente.

“Si bien es probable que las tensiones en el Medio Oriente sigan disminuyendo, lo que sugiere una mayor prima de riesgo para los precios del petróleo, la oferta sigue siendo amplia gracias a las reservas de petróleo de Estados Unidos, Arabia Saudita y Rusia, lo que sugiere que no habrá picos en los precios. No es probable que el crecimiento se dispare, lo que también debería servir de tope para los precios”, dijo.

En materia de riesgos, la directiva de Natixis dijo que el estancamiento del crecimiento económico es la principal amenaza para 2020.

“Las expectativas de que el crecimiento se recupere en los próximos meses han aumentado. Si el crecimiento decepciona o si vemos otra mancha blanda, podríamos ver reaparecer los temores de recesión. El deterioro del mercado laboral también es un riesgo”, dijo.

Las elecciones presidenciales de Estados Unidos, las protestas sociales en varios países tanto emergentes como desarrollados y las tensiones en el Medio Oriente también resaltan como principales amenazas para la economía mundial durante este año.

“Las tensiones en el Oriente Medio han estado en ebullición durante algún tiempo. Una fuerte escalada y los temores de una intervención militar podrían afectar al apetito de riesgo. Las próximas elecciones en EE. UU. determinarán la dirección del país para los próximos años y, dependiendo del candidato demócrata, es probable que alimenten las preocupaciones del mercado”, finalizó.

Compartir: