En Perú, constructora Graña y Montero cambiará de nombre tras escándalo por caso Lava Jato

156

 

La constructora Graña y Montero (GyM) anunció que cambiará de nombre, en medio del caso de corrupción Lava Jato, en el que presuntamente se encontraba involucrado.

Mediante un comunicado, la constructora peruana sostuvo que ese nombre ya no los representa, por lo que se encuentra en el proceso del cambio de nombre, decisión que deben tomar los órganos societarios de la empresa. De momento, han retirado su logo de color naranja, así como sus letras.

“Estamos colaborando con la justicia, con total transparencia, en todo lo que se necesite. (…) desde ahora, ya no somos Graña y Montero. Ese nombre ya no nos representa”, expresó la compañía.

Se trata de un proceso de transición que afronta la empresa, que anteriormente había solicitado ante la Fiscalía acogerse a la colaboración eficaz en el caso Lava Jato.

Augusto Baertl, presidente de directorio de GyM, expresó que “este es el resultado del severo proceso de transformación que iniciamos hace tres años y que hoy ha madurado. Hemos hecho cambios profundos en la organización, vendimos activos importantes para cumplir con nuestros compromisos e implementamos nuevas políticas de gobierno corporativo que aseguren que lo que pasó jamás vuelva a suceder”.

La compañía cuenta con más de 17.000 trabajadores. Además, señaló que en el 2019 se alcanzaron más de 900 millones de dólares en contratos adjudicados, así como un backlog más negocios recurrentes por 2.094 millones de dólares.

(Con información de La República)

Compartir: