Casa Blanca estudia incentivo fiscal para que más estadounidenses compren acciones

359
Donald Trump, presidente de EE. UU.

 

Como parte de un próximo paquete de recortes de impuestos propuestos, la Casa Blanca está considerando formas de incentivar a los hogares estadounidenses a invertir en el mercado de valores, según cuatro altos funcionarios de la administración familiarizados con las discusiones.

La propuesta, uno de los muchos recortes de impuestos nuevos que se están considerando, vería una porción del ingreso familiar tratado como libre de impuestos con el propósito de invertir fuera de un 401 (k) tradicional.

Bajo un escenario, un hogar que gana hasta US$200.000 podría invertir US$10.000 sin pagar impuestos, aunque las autoridades señalaron que estos números son variables.

“No se descarta nada”, dijo un alto funcionario de la administración. “Tampoco se ha dictaminado nada”, aclaró.

El desarrollo se produce cuando el presidente Donald Trump busca la reelección este otoño. Ha tratado de distinguirse de sus potenciales rivales demócratas acusándolos de seguir políticas “socialistas” mientras promociona los recortes de impuestos y la desregulación bajo su administración.

Después de la Gran Recesión, el porcentaje de hogares estadounidenses que posee acciones cayó al 52% desde el 62% antes de la crisis, según Gallup. Ese porcentaje alcanzó el 55% en 2019, un año en que el mercado de valores alcanzó niveles récord.

La exención de impuestos, si se promulga, representaría “una cantidad bastante sustancial de dinero para las personas” para la jubilación, según Stephen Moore, economista de la conservadora Heritage Foundation y cercano confidente de la Casa Blanca.

“Ese es el tipo de cosas que ampliarían la propiedad”, le dijo Moore a Cnbc.

El ascenso del mercado de valores bajo el mandato de Trump es un motivo de orgullo bien documentado para el presidente y sus principales funcionarios económicos, quienes han calificado el Dow Jones Industrial Average como un “barómetro” y un “indicador de marca para el mercado” del desempeño de la administración.

El S&P 500, visto como el índice más amplio de desempeño corporativo, ha aumentado un 49% desde que Trump asumió el cargo.

La Casa Blanca ha señalado públicamente que el paquete es una nueva inyección de adrenalina en una economía cuyo crecimiento muestra signos de desaceleración en una expansión de 10 años.

Un recorte de impuestos sobre la nómina se convertiría en una opción solo si la economía experimentara una disminución significativa, según dos altos funcionarios de la administración. Por separado, Larry Kudlow, director del Consejo Económico Nacional, sugirió reducir la tasa impositiva al 15% para los trabajadores de clase media.

Kudlow y el vicepresidente Mike Pence han sugerido que el paquete podría presentarse a principios de otoño, ya que los votantes están deliberando si elegir a Trump para un segundo mandato.

Los nuevos recortes de impuestos son “una de las razones por las que vamos a concentrar tanta energía en asegurarnos de que no solo obtengamos al presidente Donald Trump cuatro años más en esta Casa Blanca”, dijo Pence en una entrevista reciente en Fox Business. “Pero nos aseguraremos de reelegir un Senado republicano y elegir una Cámara de representantes republicana”, añadió.

Cualquier reducción de impuestos necesitaría la aprobación del Congreso para entrar en vigencia, una tarea difícil, mientras que los demócratas tienen la mayoría en la Cámara de Representantes. Por esa razón, los funcionarios describieron la propuesta que se haría pública como “de naturaleza conceptual”.

“Es una especie de documento idealista”, dijo un alto funcionario involucrado en las discusiones. “Si vuelve a elegir esta administración, esto es lo que obtendrá”, concluyó.

 

 

 

 

(Con información de Cnbc)

Compartir: