EPM invertirá hasta $8 billones en Caribe Mar; Caribe Sol habría costado $283.000 millones

 

Hoy se completó la subasta por medio de la cual se vendió Electricaribe en dos partes: Caribe Sol y Caribe Mar.

Caribe Sol está compuesta por los departamentos del Atlántico, Magdalena y La Guajira. Cuenta con el 10,8 % de participación de energía y tiene 1,21 millones de clientes. Por su parte, la región Caribe Mar está compuesta por Córdoba, Sucre, Bolívar y Cesar. Esta tiene una participación de 10,9% y cuenta con 1,51 millones de clientes.

Consorcio Energía de la Costa, compuesto por la Empresa de Energía de Pereira (25 % de participación) y Latin American Corp (75 % de participación), operará Caribe Sol que necesita inversiones por $3,7 billones.

Valora Analitik conoció que, al cierre de la operación, el consorcio desembolsará $285.000 millones por haberse quedado con Caribe Sol. La Superintendencia de Servicios Públicos y Domiciliarios se negó a confirmar la cifra y a revelar cuál fue el costo de Caribe Mar aludiendo que esta cifra es reservada.

Por otra parte, en diálogo con Valora Analitik, Álvaro Rendón, gerente de EPM, profundizó algunos detalles de la operación con la cual la compañía llega a un mercado superior a 1,59 millones de clientes con Caribe Mar.

El directivo indicó que EPM destinará $8 billones de inversión en 10 años. De esta cantidad, se destinará la mitad en el primer lustro. 

Según cuentas del Gobierno Nacional, Caribe Mar requiere inversiones por $5 billones en 10 años, mientras que los montos de inversión exigidos a un horizonte de cinco años ascienden a $3,2 billones para Caribe Mar y $2,6 billones para Caribe Sol.

En esa línea, Rendón expresó que para distribuir estos recursos “habrá mesas de trabajo para ver dónde están las necesidades de inversión, con lo que cuenta el corredor y en qué hay que reconvertir todo para hacerlo de última generación”.

Sus proyecciones son vincular en promedio 24.000 clientes por año en la modalidad de energía prepago, así como entre 2022 y 2027 un total de 20.000 clientes por año en sectores subnormales de estos departamentos.

A su vez, se espera disminuir en un 11% las pérdidas totales por fraudes que dejan de facturarse. La proyección es pasar de 24% en 2020 a 16,8% en 2025 y a 12,6% en 2030. En cuanto a recaudo, la proyección en cinco años es llegar a topes cercanos al 91% y en diez años alrededor del 94%.

A su vez, dijo que con ello “alcanzamos una participación del 35% en el mercado de distribución y comercialización de energía en Colombia”. No obstante, el gerente de EPM también reveló que hubiesen querido tomar participación en CaribeSol, pero por las limitaciones de regulación y mercado “esto no era posible, aunque era muy atractivo todo el corredor del Caribe”.

Respecto a la participación en sociedad de EPM para poder entrar en CaribeMar con mayor viabilidad, lo cual se había mencionado desde el año pasado como una opción factible debido a los recursos e inversiones que demanda otro proyecto de gran envergadura como Hidroituango, Rendón aclaró que los resultados que arrojó el modelo elaborado por la compañía, permitieron concluir que había liquidez para incursionar en el Caribe y cerrar este modelo.

Las deudas que deja Electricaribe

La venta de Electricaribe deja unas deudas pretoma de $2,5 billones de los cuales $1,8 billones son a los bancos comerciales. La Superintendencia de Servicios Públicos indicó que a medida que se consigan los recursos, estas deudas se irán pagando.

Dentro de todo proceso de intervención y ordenada la liquidación de las compañías, esta entrará en un concurso de acreedores y de acuerdo con los recursos que se vayan generando se van a ir pagando las deudas pretoma teniendo en cuenta que en primer lugar siempre estará todo lo que tiene que ver con el pasivo pensional y su fondeo”, indicó Natasha Avendaño, superintendente de servicios.

Los pasivos postoma ascienden a $2,2 billones y eso es asumido por el Gobierno Nacional. Según Avendaño, al cierre de la operación se conocerá el costo de Electricaribe para la Nación, pero la funcionaria cree que el monto puede ser superior a los $4 billones.

Compartir: