BTG Pactual también rebajó proyección de crecimiento del PIB de Colombia en 2020

400

 

El contexto internacional actual marcado por los bajos precios del petróleo y medidas de aislamiento en varios países del mundo para hacer frente a la propagación del coronavirus, ha hecho que distintas entidades económicas y de mercado tengan que revisar sus proyecciones para 2020.

Esta mañana, Corficolombiana rebajó la estimación de crecimiento del PIB de Colombia a 0 % y ahora es el banco brasileño BTG Pactual el que está recortando sus pronósticos.

El banco cree que la economía colombiana crecerá entre 2,2 % y 2,3 % este año. La proyección anterior era que el PIB nacional aumentaría 3 %.

Según Munir Jalil, economista en jefe para la Región Andina de BTG Pactual, el impacto más grande que está sufriendo la economía colombiana está relacionado con la caída de los precios del petróleo.

“El impacto más importante que estamos sufriendo en Colombia está atado a la caída de los precios del petróleo. Con el coronavirus estábamos viendo que los precios habían disminuido por menos demanda, pero ahora, con el problema de Rusia y Arabia Saudita, estamos viendo también un problema de oferta, eso ha llevado a que los precios alcancen valores muy bajos que si se mantuviesen llevarían a que la actividad económica en Colombia sea muy baja”, dijo Jalil.

Añadió que esta coyuntura también va a incrementar las expectativas de inflación por la devaluación del peso colombiano frente al dólar de Estados Unidos.

“Con el incremento del tipo de cambio lo que vamos a ver son presiones al alza en varios rubros; de esa manera estamos haciendo una revisión al alza en nuestras expectativas de inflación que la tenemos en 3,7% para este año”, dijo el analista.

A pesar de lo anterior, Munir Jalil cree que el Banco de la República debería mantener estabilidad en las tasas de interés. Este viernes hay reunión de la Junta Directiva del emisor en la que se decidirá si se mueven o no las tasas de política monetaria.

“La combinación de una actividad que se deteriora, y unos precios que se suben no es el mejor escenario para el trabajo del Banco de la República, es un escenario retador. Nosotros estamos viendo que en nuestro caso base, el BanRep debería preocuparse por dejar sus tasas quietas, no dejarse llevar por esas presiones inflacionarias que van a aparecer en los próximos meses, y esperar un poco a que efectivamente la actividad económica empiece a debilitarse”, indicó Jalil.

El analista finalizó afirmando que, si se presenta una recuperación de los precios del petróleo, la tasa de cambio en Colombia debería mejorar hacia final del 2020.

Compartir: