Futuros de Wall Street caen ante temores por expansión de coronavirus; petróleo WTI toca mínimos de 2002

 

Los futuros de acciones de EE. UU. cotizaron a la baja el domingo por la noche luego de fuertes ganancias la semana pasada, mientras que el número de casos de coronavirus en ese país sigue aumentando a un ritmo alarmante.

Los futuros del Dow Jones Industrial Average cayeron más de 400 puntos, o alrededor del 2%. Los futuros del S&P 500 cayeron un 2,1%, mientras que los futuros del Nasdaq 100 cayeron un 1,7%.

La semana pasada, el Dow registró su mayor ganancia semanal desde 1938, con un aumento de más del 12%. El S&P 500 y el Nasdaq están saliendo de su mejor semana desde 2009, luego de aumentar 10,3% y 9,1%, respectivamente. Sin duda, fue un viaje volátil para los inversores. El S&P 500 registró cambios diarios de al menos 2,9% en cuatro de las cinco sesiones. Eso incluye una caída del 3,4% el viernes para el S&P 500.

Las fuertes ganancias de la semana pasada fueron provocadas en parte por la perspectiva de un estímulo fiscal y monetario masivo. El presidente de EE. UU., Donald Trump, promulgó el viernes un paquete de estímulo de US$2 billones que incluye pagos directos para frenar el golpe económico del brote. La Reserva Federal también lanzó una serie de medidas para sostener la economía, incluido un programa abierto de compra de activos.

“Los toros protagonizaron un regreso épico”, dijo Ken Berman, estratega de Gorilla Trades. “A pesar de la recuperación la incertidumbre sobre la duración de los bloqueos globales necesarios, pero económicamente perjudiciales, sigue pesando sobre los activos de riesgo”, añadió el especialista.

“El panorama técnico sigue siendo bajista en todos los ámbitos, a pesar del aumento de los mercados a mediados de semana, con todos los indicadores clave de tendencia aun apuntando a la baja”, consideró Berman, señalando que los principales promedios aún están por debajo de sus respectivos promedios de días móviles, incluso después de las fuertes ganancias de la semana pasada.

“Los mercados de valores están demasiado extendidos, pero se enfrentan a un período lleno de noticias de virus aún más sombrías y estadísticas económicas deficientes en los próximos dos meses”, escribieron los estrategas de MRB Partners en una nota.

“El mundo ahora está entrando en una tercera fase, la primera es la conmoción de un virus fuera de control que se está extendiendo por todo el mundo, luego la respuesta política masiva, y ahora ha llegado la fase de consecuencias económicas y pondrá a prueba la frágil confianza de los inversores”, agregaron los analistas.

Los inversores pudieron ver el impacto económico del virus la semana pasada. El jueves, el Departamento de Trabajo reportó un récord de 3,28 millones de trabajadores que solicitaron beneficios de desempleo la semana del 20 de marzo.

Ese número superó fácilmente el récord anterior de 695.000 establecido en 1982. El sentimiento del consumidor estadounidense también cayó a su nivel más bajo en más de tres años.

Para estar seguro, el mercado también ha emitido algunas señales de un posible fondo. La confianza se extendió entre el llamado dinero inteligente (grandes instituciones) y el dinero tonto (los inversores minoristas) se ubica directamente en un territorio positivo después de caer a niveles extremadamente bajos. Mientras tanto, la compra de información privilegiada alcanzó un máximo de 11 años.

De otro lado, el precio de los futuros de mayo para el petróleo WTI cayó 8,52% este domingo y alcanzó US$19,98 por barril. Aunque luego, se registró una leve subida del precio hasta US$20,37. La referencia WTI no registraba un descenso como este desde febrero de 2002.

Así mismo, el precio de los futuros de junio para la referencia Brent cayó un 4,65% hasta US$26,6 dólares por barril.

(Con información de Cnbc).

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias