Analistas esperan más recortes de tasas en Brasil y contracción económica por coronavirus

Los analistas encuestados por el Banco Central de Brasil (BCB) esperan que continúe el recorte de 50 puntos básicos en marzo con otro movimiento de 50 pb en mayo, lo que significa que esperan 25 pb más de alivio en la próxima sesión, así lo arrojó la encuesta Focus, realizada por la autoridad monetaria.

Los analistas esperan que la tasa básica Selic se reduzca a un nuevo mínimo récord de 3,25% en mayo, lo que empujaría el ciclo de relajación que comenzó en julio a 325 pb. Luego, esperan que la tasa aumente en 25 pb a 3,50% para fines de 2020.

Los analistas mantuvieron la cantidad de ajuste esperada en 2021 a 150 pb. La tasa Selic de fines de 2021 será del 5%, por debajo del 5,25% esperado hace una semana.

Posteriormente, se espera que el BCB aumente la tasa Selic a 6% para fines de 2022, un aumento de 100 pb en comparación con los 75 pb esperados hace una semana. De igual forma, vaticinan que la tasa subiría al 6,25% en 2023 (hasta 25 pb).

De otro lado, los analistas redujeron su estimación del PIB brasileño para este 2020 y calculan una contracción de 0,48% desde una expansión de 1,48%. Se trata de la séptima reducción consecutiva en la proyección de crecimiento. Sin embargo, mantuvieron sus pronósticos en 2,50% para 2021, 2022 y 2023.

Así mismo, recortaron su pronóstico de inflación para 2020 a 2,94% desde 3,04% de la semana anterior. Eso mantiene la inflación en camino a cerrar el año muy por debajo del objetivo del BCB de 4%.

En esta línea, redujeron su pronóstico de inflación a 3,57% para fines de 2021 desde el 3,60% anterior. Esa fue la tercera rebaja consecutiva, manteniendo el año por debajo del objetivo del 3,75%.

Los analistas mantuvieron sus pronósticos de inflación en 3,50% para fines de 2022 (igualando la meta del año de 3,50%) y 3,50% para fines de 2023.

En general, ahora esperan que el coronavirus perjudique el crecimiento del PIB en 2020 y, con los pronósticos de inflación también reducidos, esto ha abierto la puerta a la expectativa de una mayor política de relajación en mayo.

La decisión de recortar el pronóstico de crecimiento está en línea con las decisiones recientes del gobierno y del BCB, aunque los analistas son aún más pesimistas que los dos últimos.

El gobierno ahora espera que el crecimiento del PIB sea solo del 0,02% en 2020, mientras que el BCB ve un 0%. Mucho dependerá del impacto real del coronavirus.

Aunque presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, desea minimizar el virus y apostar por una reactivación sectorial, se considera que en algún momento el país tendrá que introducir bloqueos para contener la propagación del brote.

Compartir: