Wood Mackenzie ve aumento de demanda global de gas, pero alta incertidumbre por Covid-19

Foto: Archivo Valora Analitik

 

En su más reciente reporte de perspectivas de gas y gas natural licuado (GNL) a corto plazo, la consultora Wood Mackenzie sopesó los riesgos del coronavirus, los bajos precios sostenidos del petróleo y el exceso de oferta de GNL para el sector este año.

El director de investigación de la firma, Robert Sims, expuso: “Si bien el colapso de los precios del GNL por las rupturas de la producción en Estados Unidos era previsible, el comportamiento para el resto de 2020 no podría ser más impredecible”.

“Un mercado de GNL que ya se encuentra sobreabastecido sale de un invierno templado con altos inventarios en Europa y Asia, solo para enfrentar una pandemia global que ya ha destruido la demanda de gas en China y parece cada vez más hacer lo mismo en Asia Pacífico y Europa”, complementó el experto.

“Esperamos que la demanda mundial de GNL crezca un 6% interanual a 371 millones de toneladas (Mt) en 2020; los números necesitarán una revisión constante a medida que las economías de todo el mundo sientan la fuerza de la creciente pandemia “, proyectó.

 

Coronavirus: contraste continental

El impacto en el consumo de gas en China ha sido severo, ya que se implementaron rápidamente medidas de contención sólidas durante enero y febrero.

Con una reanudación de la actividad económica, Wood Mackenzie estima una reducción de la demanda de gas para todo el año de entre 6.000 y 14.000 millones de metros cúbicos (bcm) en 2020, lo que se traduce en un crecimiento que oscilaría entre 4% y 6% en la demanda de gas este año.

Dado que el número diario de casos nuevos continúa disminuyendo en China, el enfoque de las políticas se ha centrado en preparar la recuperación económica. Los indicadores de tarifas diarias sugieren que las restricciones de transporte y logística se están levantando rápidamente.

Se espera que la demanda de GNL de China alcance los 65 Mt este año, lo que representa un crecimiento de 6,6% con respecto a 2019.

En Europa, los bajos precios del gas continúan apoyando la generación con este fluido. Sin embargo, las futuras medidas de contención del coronavirus y las amenazas de una recesión económica representan un riesgo.

En otras partes, la atención se dirige a la pérdida potencial del suministro de gas estadounidense, lo que podría dañar aún más a los productores de GNL de EE. UU., aunque el impacto probablemente se sentirá hasta 2021 debido a la naturaleza demorada de las reducciones de perforación, estimó Sims.

En este caso, desde la óptica del experto, “debido a un precio más bajo de US$35 por barril de petróleo, podríamos esperar que alrededor de 2.000 millones de pies cúbicos por día (bcf / d) de producción de gas en EE. UU. se vean afectados a mediados del próximo año”.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias