EE. UU. recortó fuertemente pronóstico de producción de petróleo para 2020 y 2021

La Administración de Información de Energía de EE. UU. (EIA) redujo su pronóstico de producción de petróleo para 2020 en más de un millón de barriles por día, ya que el colapso de los precios del crudo y la caída de la demanda amenazan con cerrar la producción en los campos más grandes del país. A su vez, rebajó la previsión para el próximo año.

La EIA apuntó a que este año la producción promedie los 11,76 millones de barriles por día hasta diciembre, por debajo de un pronóstico anterior de 12,99 millones de barriles. La agencia también redujo sus expectativas de producción para 2021 en 1,60 millones de barriles por día, a poco más de 11 millones de barriles diarios.

Este informe llega antes de la reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados (Opep+), junto con otros productores, donde se debatirán las restricciones de producción destinadas a frenar la caída histórica del crudo.

La EIA también redujo su pronóstico de suministro mundial de petróleo para 2020 en 2,70 millones de barriles por día, e informó un inminente excedente de suministro de 11,4 millones de barriles diarios en el segundo trimestre, cifra insuficiente para el recorte de producción de 10 millones de barriles diarios que Donald Trump ha sugerido a la Opep+ en un intento por resucitar el mercado.

El pronóstico para 2021 de la agencia toca incluso los 10,91 millones de barriles por día en marzo de dicho año. Eso equivaldría a un recorte de producción de casi dos millones de barriles, desde el máximo histórico de 12,87 millones de barriles, logrado en noviembre de 2019.

El Departamento de Energía atribuyó estas perspectivas de producción a “la caída de la demanda mundial sin precedentes por los impactos del Covid-19, junto con las acciones disruptivas de la disputa en curso entre las naciones de la Opep+”, indicó Shaylyn Hynes, portavoz de la EIA.

La EIA también prevé que EE. UU. volverá a ser un importador neto de crudo y productos derivados del petróleo en el tercer trimestre de 2020 hasta el final del periodo de pronóstico.

Además, la agencia espera que la referencia Brent promedie los US$33,04 por barril este año, por debajo de las expectativas anteriores de US$43,30.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias