Ecopetrol fortalece medidas de prevención y aumenta pruebas para detectar coronavirus en Barrancabermeja

Ecopetrol

 

Un grupo de expertos en epidemiología del Instituto Nacional de Salud (INS) hizo una revisión detallada al plan adoptado por Ecopetrol para prevenir el contagio de la covid-19 y proteger la salud de los trabajadores de la refinería de Barrancabermeja.

Los expertos consideraron que las medidas adoptadas por Ecopetrol son las necesarias y suficientes para el control de la situación y destacaron su capacidad de respuesta. Entre las acciones resaltaron la reducción de personal, el distanciamiento social, la concientización de las personas, el aislamiento preventivo y la higiene y desinfección en ingresos, casinos, cuartos de control y otros sitios de la refinería.

En un trabajo conjunto entre el INS, la Secretaría Distrital de Salud de Barrancabermeja y el Departamento de Salud de Ecopetrol en el Magdalena Medio, este fin de semana se ampliaron las pruebas a un grupo de 20 trabajadores para un total de 37 pruebas practicadas.

Las nuevas pruebas buscan ampliar el cerco epidemiológico de los casos detectados en Barrancabermeja y así determinar la fuente de contacto del virus entre las personas. Se tomaron dos tipos de pruebas: de laboratorio clínico en suero para verificar si las personas tuvieron el virus y no presentaron síntomas, y otras con hisopos que recolectan muestras en zona de la faringe para comprobar la presencia de la enfermedad. Las pruebas fueron enviadas por el INS a la red de laboratorios autorizados en el país.

Todas las personas que han tenido contacto estrecho con el primer caso positivo en Barrancabermeja se encuentran en aislamiento obligatorio y en continuo seguimiento por parte del Servicio de Salud de Ecopetrol. Presentan un buen estado de salud y no tienen síntomas después de varios días de cuarentena.

Ecopetrol también adoptó de forma inmediata recomendaciones adicionales de los expertos relacionadas con los sistemas de aire acondicionado. Por un lado, verificará la operación de los sistemas de filtración y, por otro, programará secuencias de recambio de aire para renovarlo de forma permanente. También se harán ajustes en los sitios en los que se cambian de ropa los trabajadores para lograr una mayor distancia entre ellos.

 La refinería opera hoy con el mínimo necesario, tanto en personal como en plantas, para mantener el suministro de combustibles que requiere el país. El número de personas que operan se ha reducido en cerca del 85% y solo están en servicio ocho de las 52 plantas del complejo industrial.

 

 

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias