Demanda de materiales de construcción en Colombia caería hasta 40 % en 2020; Asogravas ve recuperación

El sector de agregados y materiales para la construcción es uno de los sectores de mayor dinamismo en la generación en empleo y de crecimiento económico en Colombia. Carlos Fernando Forero Bonell, director de la Asociación Colombiana de Productores de Agregados Pétreos (Asogravas), habló con Valora Analitik sobre el panorama del sector ante la nueva pandemia del coronavirus (Covid-19).

El ejecutivo dijo que la proyección inicial de demanda de materiales para 2020 era de 160 millones de toneladas con destino, principalmente, a proyectos de infraestructura, vivienda, entre otros.

Pero, a raíz de la paralización de la economía en medio de la cuarentena obligatoria por la propagación del coronavirus (Covid-19), Asogravas estima que la demanda puede caer entre 25 % y 40 % este año.

Forero aclaró que esa demanda “no se pierde”, sino que se aplaza para unos meses o años mientras todo el sector de infraestructura se reactiva.

Calcula la agremiación que se dejaron de producir unos 13 millones de toneladas en el periodo de aislamiento, pero ahora espera una activación gradual desde el próximo lunes luego que el Gobierno de Colombia anunciara la inclusión de las obras en los sectores que podrán retomar labores.

Ello contempla también la reactivación adicional del transporte terrestre por la alta necesidad en diferentes zonas del país.

El director de Asogravas reseñó que durante febrero y marzo (antes del aislamiento) su sector venía comportándose muy bien gracias a la ejecución y aprobación de nuevos proyectos de infraestructura 4G, así como por las iniciativas regionales que garantizaban la demanda. Entre esos proyectos se destacan, por ejemplo, en Antioquia Vías del Nus, Pacífico 1, Pacífico 2, sumados a otros más al norte como Cúcuta-Pamplona.

Para los meses que vienen el experto estima que la demanda de materias primas seguirá fuerte con la expectativa de ejecución de proyectos como el Metro de Bogotá cuya financiación sigue confirmada y demandará seis millones de toneladas a pesar del aplazamiento del calendario de inicio de obra.

Otro proyecto –en este caso de vivienda en Bogotá- que deberá reiniciar obra y demanda será Lagos de Torca que tenía mucha demanda esperada de parte de los constructores.

Con la orden de aislamiento en Colombia, dijo, si bien la industria minera tenía excepción de movilidad, no tenía protocolos de bioseguridad y la demanda de materiales cayó en 95 %.

Forero Bonell le dijo al Gobierno que las empresas agremiadas podían mantener los 40 mil empleos en la medida en que se esperaba que la cuarentena no fuera demasiado extensa para afectar las finanzas de aquellas. Esos empleados estaban laborando para alrededor de 1.500 unidades de negocio (entre empresas y personas naturales con títulos mineros).

Pero, en medio de la coyuntura, no hubo destrucción de empleo en el sector porque la cuarentena afectó a las empresas en menor medida, aunque la caja de las empresas no era muy abultada.

Forero destacó que algunas empresas dieron periodos de vacaciones o anticipo de las mismas a sus empleados, en tanto otras ajustaron los salarios temporalmente mientras se solucionaba la situación.

De acuerdo con datos de Asogravas, las empresas agremiadas solo podrían haber sobrevivido 45 días con recursos de caja por la parálisis de los negocios, mientras que Bonell criticó que los “bancos no respondieron al apoyo solicitado” por los pequeños y medianos empresarios del sector de materiales.

“Las grandes empresas sí pudieron tener acceso a recursos”, señaló.

Nuevo protocolo
Cuando el Gobierno anunció que retomaría la movilidad para empleados y empresas del sector de infraestructura, se inició de parte de Asogravas la implementación de protocolos de seguridad y ya algunas empresas iniciaron operaciones para reactivar el sector.

Detalló que la gran mayoría del tiempo de las empresas se está invirtiendo en afinar los protocolos de seguridad y eso ha llevado a que se dé un reinicio lento.

Aunque el ejecutivo advirtió que hay “alta incertidumbre” sobre cuándo se va a normalizar la operación del sector porque se define por la propagación y contención del virus.

Su importancia
Desde el punto de vista minero, dijo, el sector de agregados y materiales de construcción es la industria más importante en cuanto a la tenencia de títulos mineros. Cerca del 40% de los títulos son para materiales de construcción, explicó.

“Los agregados son el insumo más importante para la producción de otros productos como concreto, asfalto y otros del sector de infraestructura”, destacó al tiempo que dijo que la construcción tiene la capacidad de reactivar y encadenar empleo y muchas actividades económicas.

Concluyó que la vivienda puede tomar un tiempo mayor para que el sector se consolide y para que los constructores tengan demanda debido a que la confianza de los consumidores se vio altamente afectada.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias