Constructora Capital reinicia operaciones y prevé recuperación gradual de ventas

 

Pablo Echeverri, presidente de Constructora Capital, le reveló a Valora Analitik cómo será la reactivación de sus operaciones en Bogotá y Medellín y cómo estima que será el resto del año tras varias semanas de parálisis debido a la pandemia del Covid-19.

El ejecutivo, que es junto a sus hermanos dueño de la segunda constructora con mayores ingresos en Colombia, dijo que el año 2020 había arrancado con cifras positivas tras un fuerte repunte de las ventas del sector marcando récord para los últimos cinco años y con dinámica especialmente fuerte en el segmento de Vivienda de Interés Social (VIS).

Al cierre de solo marzo, la empresa cerró con un balance positivo tras lograr en Medellín la venta de 192 unidades de vivienda que generó ingresos por $57 mil millones, en tanto en Bogotá vendió 263 unidades por $64 mil millones.

Para el balance del periodo enero-marzo de 2020, la constructora logró la venta de 714 unidades de vivienda en Medellín generando ingresos por $206 mil millones. En Bogotá, se vendieron 775 unidades con ingresos por $155 mil millones.

En el caso de Medellín, las ventas crecieron 57 % frente al mismo trimestre de 2019, en tanto que aumentaron en un 100 % en términos de dinero frete a un año atrás impulsado por el lanzamiento de dos proyectos en la capital de Antioquia.

Echeverri dijo que en Bogotá se registró un alza de 3 % en unidades vendidas al cierre del primer trimestre y del 27 % en dinero frente al mismo trimestre de 2019.

 

Reinventarse hacia lo digital
El presidente de la constructora dijo que, como consecuencia de la pandemia del coronavirus, se aprovechó la coyuntura para acelerar un proyecto de trabajo remoto en el que ya se venía trabajando.

Ese proyecto se ejecuta a través de herramientas que permiten hacer mercadeo y ventas digitales de los proyectos de vivienda que han permitido que los asesores puedan seguir atendiendo a sus clientes.

Con base en esas herramientas, se logaron ventas en lo corrido de abril -hasta el viernes 24- de entre 70-80 unidades en Medellín vendidas y entre 120-130 unidades en Bogotá.

Ese balance, dijo Echeverri, es el 30 % de las ventas estándar de un mes normal sin cuarentena.

Las nuevas ventas, según explicó, son personas que nunca han visitado las salas de ventas físicas en los proyectos, pero pudieron nuevos proyectos con visitas 3D en su plataforma. Después de tomar la decisión de compra pudieron firmar digitalmente, así como tener acceso a la fiducia y acceso a los documentos de manera remota.

Esa adaptación le va a generar a la empresa una nueva oportunidad de negocio, destacó el ejecutivo.

Las metas de 2020
Antes de la cuarentena decretada por el Gobierno de Colombia, Constructora Capital esperaba cerrar el año 2020 con ventas de 1.570 unidades de vivienda en Medellín y 3.560 en Bogotá.

Ahora, espera cerrar el año cumpliendo la meta de venta de unidades en alrededor del 70 % de lo inicialmente planteado.

Recomendado leer: Constructora Capital proyecta fuerte crecimiento en ventas y entregas de vivienda hacia 2021.

En Medellín, dijo, debería cerrar con 1.570 unidades y en Bogotá con 2.500 unidades.

En su entrevista con Valora Analitik, Echeverri dijo que al revisar las cifras del primer trimestre del año la empresa iba un 19 % arriba de la meta de ventas en Medellín y 10 % en Bogotá.

Precios
No fue necesario bajar los precios y estos se van a sostener porque son competitivos, dijo el presidente de la Constructora tras advertir que ha generado condiciones flexibles en la forma de pago para las cuotas de abril y de mayo. Los clientes se pueden poner al día al final del periodo del plan de pagos.

Sin embargo, detalló que esa solicitud de flexibilidad solo ha sido de parte del 4 % de los clientes.

La reactivación
Tienen 40 proyectos en construcción y el objetivo es reactivarlos todos de manera paulatina. 

A partir del lunes cuatro de mayo se reinician las actividades con el acondicionamiento con los protocolos de bioseguridad. Después, se realizará capacitación e inducción a los obreros en temas como horarios y cuidados adicionales.

La caja
La cuarentena tomó a la empresa en buen momento de caja, dijo su presidente porque estaba preparada para responder por el negocio hasta por tres meses.

Ello les facilitó pagar sueldos a sus contratistas -que subcontratan a los cinco mil obreros- sin tener que recortar sueldos.

Finalmente, dijo que estima un reinicio lento en el sector y que el proceso de recuperación será de un año y medio para regresar a niveles de ventas previos a la cuarentena.

 

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias