Banco Agrario: economía de Colombia desaceleraría por debajo del 3 % en primer trimestre

Tomada de Twitter

 

La economía colombiana podría desacelerarse por debajo del 3 % en el primer trimestre, según la información disponible para el análisis preliminar. Así lo señala el equipo de investigaciones económicas del Banco Agrario.

En línea con esto, y aunque los datos macroeconómicos recientes ya dejan sentir los efectos del coronavirus (tasa de desempleo y exportaciones de marzo), estos analistas confirman que las consecuencias del choque se sentirán con más fuerza entre mayo y junio.

“El Gran Confinamiento de 2020, como lo ha llamado el Fondo Monetario Internacional (FMI), será la peor crisis económica desde la Gran Depresión de 1929 (..), que involucra disrupciones en todos los canales de oferta-demanda del circuito económico mundial”, puntualizó el equipo de analistas.

En este entorno, conforme al análisis, las condiciones financieras se han deteriorado drásticamente por la rápida propagación del virus en el mundo, pero gracias a la oportuna respuesta de política económica en la mayoría de los países, y al relativo optimismo entre actores económicos, en abril dichas condiciones han reflejado algunas leves mejoras.

“Esperamos que para la segunda mitad del año inicie la recuperación económica, una vez se levanten las necesarias medidas de contención adoptadas para evitar una crisis sanitaria”, proyectó el grupo investigador.

Y complementó: “El soporte a la demanda otorgado por la postura ultra expansiva de los bancos centrales y de los gobiernos, así como los apoyos directos a los diferentes canales de crédito hacia el sector real, serán claves para el proceso y la velocidad de la recuperación económica, donde por supuesto Colombia está incluida”.

 

Expectativas a corto plazo

El equipo de investigaciones del Banco Agrario proyecta una variación mensual de 0,29 % en el IPC de abril, con lo cual la inflación anual disminuiría hasta 3,64 %.

“Las fuerzas desinflacionarias asociadas a la parálisis de demanda que ha generado esta crisis, serán más fuertes que otras presiones inflacionarias de muy corto plazo derivadas de la depreciación del tipo de cambio y otros brotes especulativos”, añadió.

“Esperamos que la inflación al consumidor cierre este año en 3,4 %, contenida en un intervalo de pronóstico de 2,6 % a 4.1 %. Advertimos que el sesgo de este pronóstico puntual es bajista”, concluyó el grupo de especialistas.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias