Gobierno de Argentina continúa diálogo por reestructuración de deuda

Gobierno de Argentina continúa diálogo por reestructuración de deuda
Alberto Fernández, presidente de Argentina. Foto: tomada del Twitter de Alberto Fernández

 

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, dijo hoy que continúan las conversaciones con los acreedores para reestructurar US$65.000 millones de la deuda soberana del país, ante una falta de acuerdo sobre el resultado final de la oferta.

“La posibilidad de extender la oferta continúa vigente hasta el lunes 11 de mayo. Cuando este plazo venza definiremos los pasos a seguir. Como siempre nuestro objetivo es asumir compromisos que podamos cumplir”, dijo Fernández en su cuenta de Twitter.

Fernández dijo más temprano a una radio local que podría haber contraofertas de los acreedores en los próximos días. Sin embargo, indicó que era improbable que cambiara mucho su posición.

Argentina necesita un acuerdo con los bonistas para evitar lo que sería la novena cesación de pagos de su historia, en medio de una fuerte recesión que arrastra desde el 2018 y que se agravará este año como consecuencia de la pandemia del coronavirus.

El país podría caer en default el 22 de mayo, cuando se cumpla el período de gracia para el pago de US$500 millones en intereses.

Los principales grupos de acreedores han rechazado públicamente la oferta, de la cual aún no se conoce el resultado final.

“Tal como pensábamos en el informe de ayer, la adhesión fue baja y el deadline relevante es el 22 de mayo”, dijo un informe de la consultora Empiria al que tuvo acceso Reuters, en el que recordó que el lunes la provincia de Buenos Aires debe pagar US$110 millones que vencieron el 1 de mayo.

“Si no se cumple, puede complicar el ambiente de negociación”, agregó sobre el vencimiento bonaerense.

La situación financiera de Argentina se ha complicado por la cuarentena nacional anunciada el 20 de marzo para evitar la propagación del nuevo coronavirus.

Fernández anunció ayer la extensión de la medida de aislamiento social obligatorio hasta el 24 de marzo, aunque se aliviarán las restricciones fuera de Buenos Aires y el cordón urbano que la rodea.

El presidente ha dicho en varias oportunidades que es consciente de las pérdidas económicas que el confinamiento está generando, pero que preservar la vida era más importante.

(Con información de Reuters)

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias