Reserva Federal: Se necesita más ayuda política para sacar a EE. UU. de crisis

Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal.

 

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijo hoy que los funcionarios encargados de formular políticas en EE. UU. pueden tener que usar armas adicionales para sacar al país de la crisis que ha supuesto el coronavirus y que ha costado al menos 20 millones de empleos.

Si bien no especificó cuáles son esas medidas y de dónde vendrían, Powell dijo que el coronavirus ha desencadenado una situación diferente a las recesiones anteriores que ha sufrido EE. UU. y la respuesta podría venir más del Congreso que de la Reserva Federal.

Señaló la fuerza sin precedentes de las medidas fiscales y monetarias ya tomadas, pero subrayó la importancia de asegurarse de que la caída más profunda desde la Gran Depresión de 1929 no se salga de control.

La Fed ha reducido su tasa de interés a casi cero e instituyó múltiples programas de préstamos y liquidez, mientras que el Congreso se ha apropiado de cerca de US$3 billones en fondos de rescate y está deliberando una nueva ronda más adelante.

“Si bien la respuesta económica ha sido oportuna y adecuadamente grande, puede que no sea el capítulo final, dado que el camino por delante es altamente incierto y está sujeto a riesgos negativos significativos”, dijo Powell.

Sus comentarios, sin embargo, no abordaron la posibilidad de utilizar tasas de interés negativas para estimular el crecimiento, algo que se ha rumorado en días recientes.

Powell dijo que la recuperación depende en gran medida de una serie de preguntas relacionadas con el virus, como cuánto tiempo tomará para que surjan los tratamientos, si el final del distanciamiento social provocará nuevos brotes y cuándo volverá la confianza de los consumidores y las empresas.

“Las respuestas a estas preguntas contribuirán en gran medida a establecer el momento y el ritmo de la recuperación económica. Dado que las respuestas son actualmente desconocidas, las políticas deberán estar listas para abordar una gama de diferentes posibles resultados”, dijo.

“El apoyo fiscal adicional podría ser costoso, pero vale la pena si ayuda a evitar daños económicos a largo plazo y nos deja con una recuperación más fuerte. Este compromiso es para nuestros representantes elegidos, quienes ejercen poderes sobre los impuestos y gastos”, concluyó Powell.

(Con información de Cnbc)

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias