Fitch rebaja calificación de aerolíneas Latam Airlines, Azul y Gol

Foto: Archivo Valora Analitik

 

La agencia Fitch Ratings rebajó hoy la calificación de incumplimiento de emisor (IDR) en moneda extranjera para la aerolínea Grupo Latam Airlines (Latam), y las IDR en moneda extranjera y local para las aerolíneas Azul S.A. y GOL Linhas Aereas Inteligentes S.A. hasta B-.

Señaló que todas las calificaciones permanecen en Rating Watch Negative (RWN).

La incertidumbre elevada con respecto al tamaño y la duración de la quema de flujo de efectivo durante los próximos 12 meses fueron factores clave que respaldaron la acción de calificación, dijo Fitch, al igual que el deterioro de la flexibilidad financiera de que disfrutan estas aerolíneas.

La pandemia de coronavirus ha provocado fuertes caídas en la actividad de los pasajeros de las aerolíneas debido a las prohibiciones de viaje, el distanciamiento social y las fuertes recesiones económicas en la región y en toda Europa y América del Norte.

Las rebajas de Fitch tienen en cuenta la expectativa de un período de recuperación lento, así como el fuerte deterioro de las monedas locales y el desajuste entre los ingresos que se generan principalmente en moneda local y las obligaciones de deuda y arrendamiento que se pagan principalmente en dólares estadounidenses o euros.

El informe de la agencia indica que las rebajas reflejan un mayor riesgo de crédito para el sector como resultado de flujo libre de caja (FCF) negativo, posiciones de liquidez disminuidas y balances más débiles. Las aerolíneas han respondido al entorno desafiante con reducciones de capacidad que van del 75 % al ​​93 %, en los mercados nacionales, hasta el 95 %, en los mercados internacionales, durante el segundo trimestre e 2020.

El momento de la recuperación sigue siendo incierto para Fitch a medida que el virus se propaga en la región y se imponen medidas más restrictivas que deberían sofocar la demanda.

El escenario base de Fitch prevé una caída del 55 % en los RPK (Revenue Passenger Kilometers) para 2020 desde 2019 y que los niveles de 2021 se mantendrán un 22 % por debajo de 2019 junto con rendimientos presionados.

Desde mediados de marzo, todos los emisores han anunciado, en diferentes términos y magnitud, pagos de arrendamiento y aplazamientos de entrega de aeronaves, renegociaciones con proveedores y una reducción significativa en los gastos de personal.

El alcance de la quema de flujo de efectivo sigue siendo incierto, advirtió la firma.

El momento y la intensidad de la quema de flujo de efectivo durante el resto de 2020 es la principal preocupación crediticia de Fitch, ya que la flexibilidad financiera es limitada en términos de las capacidades de los emisores para acceder a nuevas líneas de crédito.

Durante el segundo trimestre de 2020, Fitch proyecta que la quema de efectivo de Latam será de aproximadamente US$600 millones y que Azul y GOL tendrán alrededor de BRL800 millones y BRL900 millones de quema de efectivo.

En el caso de GOL, esta cantidad no incluye ninguna entrada de efectivo de Boeing. Según los criterios y estimaciones de Fitch, los montos de efectivo disponibles al 31 de marzo de 2020 fueron de US$1.700 millones para Latam, BRL1.300 millones para Azul (excluye TAP, SGPS, SA’s bonos) y BRL1.800 millones para GOL (excluye efectivo en Smiles).

El apoyo de banco estatal brasileño BNDES sigue siendo esencial, en concepto de la calificadora.

En términos de apoyo gubernamental, hasta ahora solo Brasil ha hecho un anuncio público de apoyo financiero a través de su banco de desarrollo, BNDES (Banco Nacional de Desenvolvimento Económico y Social).

Las negociaciones continúan y los términos finales no se han concluido. La expectativa es que se otorgará una línea de crédito de alrededor de BRL2 mil millones (US$340 millones a US$400 millones) a cada una de las tres aerolíneas más grandes que operan en el mercado interno de Brasil.

Esta entrada de efectivo es una consideración crediticia clave en este punto y cualquier retraso importante o incumplimiento de un acuerdo podría conducir a acciones de calificación adicionales, advirtió la agencia.

En el caso de Latam, esperaría Fitch que la compañía use estos fondos solo para sus operaciones en Brasil, lo que limitaría el aumento de liquidez proporcionado por BNDES a la compañía, ya que la mayoría de sus acuerdos de deuda están en el holding en Chile. Latam está en conversaciones con los gobiernos de Chile y Perú.

 

Latam Airlines Group S.A.
Latam está bien posicionado en la categoría de calificación ‘B’ en relación con sus pares regionales dado su modelo de negocio diversificado y su importante posición en el mercado regional, indica el informe de la agencia.

La flexibilidad financiera de la compañía ha disminuido desde que comenzó la crisis del coronavirus y su posición de liquidez se está deteriorando.

La calificación de la compañía se encuentra actualmente en el mismo nivel que Azul S.A y Gol Linhas Aereas Inteligentes S.A., que también enfrentan presión de flujo de efectivo.

Latam tiene una calificación más baja que los jugadores globales Delta Air Lines (BB + / Neg), United Continental Holdings, Inc. (BB- / Neg) y American Airlines Group, Inc. (B / Neg).

Estos emisores comenzaron la crisis con posiciones de liquidez más fuertes y tienen más flexibilidad financiera.

 

Azul S.A.
La calificación ‘B-‘ de Azul está al mismo nivel que Latam y GOL. Azul tiene una posición más débil en la categoría de calificación ‘B’ en relación con sus pares globales dada su limitada diversificación geográfica y su apalancamiento relativamente alto.

Sin embargo, tiene una importante posición en el mercado regional en el mercado brasileño que ha resultado en mayores márgenes.

Estos factores positivos se ven atenuados por el continuo crecimiento comercial de la compañía y la alta volatilidad del mercado brasileño.

La exposición al riesgo cambiario se considera un factor crediticio negativo adicional para Azul dada su falta de diversificación geográfica. Las limitadas finanzas de la empresa.

GOL Linhas Aereas Inteligentes S.A.
La estructura de capital actual de GOL se compara bien con las de las otras dos aerolíneas principales en América Latina calificadas como ‘B-‘ por Fitch: Latam y Azul.

La igualación de calificaciones entre las tres aerolíneas refleja una alta incertidumbre en torno a la quema de flujo de efectivo durante 2020 y la velocidad y el grado en que la industria se recuperará.

La capacidad de GOL para ajustar su modelo de negocio y reducir su flota es positiva y podría beneficiar su estructura de costos y rentabilidad.

La exposición al riesgo cambiario se considera un factor crediticio negativo adicional para GOL dada su falta de diversificación geográfica.

Similar a las calificaciones para Azul y Latam, la calificación ‘B-‘ para GOL junto con el Rating Watch Negative reflejan una flexibilidad financiera limitada para el sector y altos niveles de quema de efectivo durante todo 2020, así como el alto nivel de incertidumbre que rodea al Alcance de la recuperación durante 2021.

 

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias