Coronavirus provoca mayor contracción económica de Alemania en 11 años

El derrumbe de las inversiones de capital, el consumo privado y las exportaciones empujaron a la economía alemana a una contracción para el primer trimestre de 2020, según datos detallados que permiten apreciar los daños causados por la pandemia de coronavirus.

Según Reuters, la Oficina Federal de Estadística explicó que las inversiones de capital cayeron 6,9 %, el consumo privado bajó 3,2 % y las exportaciones se redujeron 3,1 % entre enero y marzo en comparación con los últimos tres meses de 2019.

Lo anterior supone que el consumo privado restó 1,7 puntos porcentuales a la producción económica general y que el comercio neto lo hizo en 0,8 puntos porcentuales, llevando al país europeo a tener un PIB en el primer trimestre de -2,3 %, la mayor contracción desde 2009 causada por el coronavirus.

Recomendado: Recesión en Alemania inevitable; Gobierno prepara 160.000 millones de euros de emergencia

De acuerdo con la agencia Reuters, los datos mostraron que las inversiones en el sector de la construcción, que representa casi 10 % del total de la producción nacional y es el mayor empleador de Alemania, aumentaron 4,1 %, contribuyendo 0,4 puntos porcentuales al crecimiento trimestral.

La caída de 2,2 % en la producción intertrimestral es la más amplia desde la crisis financiera de hace una década y la segunda mayor desde la reunificación alemana en 1990 y se produjo tras una contracción de 0,1 % en el último trimestre de 2019.

Analistas económicos estiman una mayor caída de la producción de Alemania para el segundo trimestre de este año, a medida que el grueso de las restricciones introducidas a mediados de marzo para combatir el coronavirus se haga más evidente.

Recomendado: La Ocde registra la mayor caída mensual del ciclo económico; Alemania y Reino Unido los más afectados

“Como el rendimiento del primer trimestre es el resultado de ‘sólo’ dos semanas de bloqueo e interrupciones en las cadenas de suministros debido a las medidas de confinamiento en Asia, no se necesita mucha habilidad analítica para predecir una caída mucho más fuerte en el segundo trimestre”, explicó Carsten Brzeski, economista jefe de ING para la Zona Euro.

Y concluyó con que “tres semanas más de confinamiento y un alivio muy gradual de algunas medidas no auguran nada bueno para el segundo trimestre”.

(Con información de Reuters)

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias