Fitch empeora previsión de PIB mundial por coronavirus, pero ve “rebote” en 2021

Foto: Archivo Valora Analitik

La agencia calificadora Fitch Ratings anunció hoy más recortes a las previsiones del PIB mundial, al tiempo que aseguró que ese descenso está cerca de alcanzar su punto más bajo.

“Ahora se pronostica que el PIB mundial caerá un 4,6 % en 2020 en comparación con una disminución del 3,9 % pronosticado en nuestro Global Economic Outlook (GEO) de fines de abril”, dijo la agencia en su reporte de hoy.

Esto refleja, dijo, las revisiones a la baja de la eurozona y el Reino Unido y, lo que es más importante, a los mercados emergentes (EM) excluyendo China “, dijo Brian Coulton, economista jefe de Fitch Ratings.

La agencia ahora espera que el PIB de la eurozona caiga un 8,2 % en 2020 en comparación con una contracción del 7,0 % en el GEO anterior.

Esto refleja datos entrantes que apuntan a caídas de actividad mayores a las anticipadas en Francia, Italia y España en medio de bloqueos que fueron más estrictos que los de otros países.

Ahora espera que el PIB de España caiga un 9,6 % (en comparación con -7,5 % a finales de abril GEO); un 9,5 % en Italia (-8,0 %) y 9,0 % en Francia (-7,0 %) en 2020.

El bloqueo en el Reino Unido también parece durar más de lo que se suponía anteriormente. Con una fuerte caída en el PIB publicada por la Oficina de Estadísticas Nacionales para marzo, ahora esperamos que la economía se contraiga un 7,8 % este año (en comparación con el -6,3 % anterior).

Fitch espera que la producción en los EM -excluyendo a China- caiga un 4,5 % este año en comparación con una caída prevista del 1,9 % anterior.

“Esta gran revisión refleja el deterioro de la crisis de salud en muchos de los EM más grandes durante el último mes, incluso en Brasil, India y Rusia. El mayor recorte de pronóstico fue en India, donde ahora anticipamos una disminución del 5 % en el año financiero actual (que finaliza en marzo de 2021) en contraste con un pronóstico anterior de crecimiento del 0,8 %”, detalló el reporte.

India ha tenido una política de cierre muy estricta que ha durado mucho más de lo esperado inicialmente y los datos de la actividad económica entrante han sido espectacularmente débiles.

Las infecciones se aceleraron bruscamente en Brasil y Rusia desde mediados de abril y ahora Fitch ve que el PIB cae un 6 % en Brasil (revisado de -4 % en el GEO anterior) y un 5 % en Rusia (-3,3 %) este año.

Mantiene algunas previsiones

Las previsiones para el crecimiento del PIB en 2020 para China, EE. UU. y Japón no han cambiado desde finales de abril en 0,7 %, -5,6 % y -5 %, respectivamente.

También afirmó las estimaciones para Australia, Corea y Sudáfrica, por lo que las evaluaciones de las perspectivas económicas mundiales están comenzando a estabilizarse, luego de una sucesión de revisiones de pronósticos a la baja en las recientes actualizaciones de GEO.

Esto coincide con otra evidencia de que el colapso de la actividad económica global puede estar cerca de tocar fondo, destacó la agencia.

Varios de los primeros indicadores económicos mensuales para mayo han mejorado ligeramente en sus valores de abril y los datos de movilidad diaria muestran que las visitas de los consumidores a locales minoristas y recreativos han aumentado en la eurozona y en los EE. UU. desde que los bloqueos comenzaron a reducirse a fines de abril/principios de mayo.

“Nuestro rastreador de crecimiento semanal en EE. UU. ha aumentado ligeramente en las últimas dos semanas y es consistente con nuestro pronóstico anterior de una disminución del 10 % interanual en el segundo trimestre. Todos estos son signos tentativos, pero la experiencia reciente de China sugiere que la actividad aumentará después de que se alivien los bloqueos. La producción industrial ha vuelto a los niveles de diciembre de 2019 y la inversión en activos fijos y el crecimiento del crédito están aumentando”, agregó Fitch.

Además, dijo que el estímulo de la política macroeconómica mundial se ha incrementado aún más durante el último mes, más allá de los enormes compromisos ya anunciados.

Estados Unidos ha anunciado un paquete fiscal adicional valorado en más del 2 % del PIB (con más información en discusión), Italia dio a conocer una segunda ola de medidas de flexibilización, el Reino Unido extendió su esquema de subsidio laboral y Fitch ahora espera el déficit fiscal del gobierno general de China se ampliará a 11.2% en 2020 desde 4.9% en 2019.

Los expertos de la agencia prevén que la flexibilización cuantitativa global (QE) alcanzará US$6 billones en 2020, equivalente a la mitad de las compras acumulativas de QE por parte de la Fed, el BCE, el Banco de Inglaterra y el Banco de Japón combinado en 2009-2018.

Esta explosión en la liquidez del banco central ha ayudado a asegurar un repunte del crédito bancario a la economía real (específicamente, a las empresas) en los últimos meses, un desarrollo que contrasta con el patrón en 2009, dijo Fitch.

Sin embargo, es probable que el retorno a la normalidad económica sea un proceso lento y lleno de baches.

La ruptura en el mercado laboral (ahora se espera que el desempleo en EE. UU. alcance un máximo del 20 % en mayo) y el distanciamiento social en curso pesará mucho en el gasto de los consumidores después de la crisis, mientras que las empresas serán muy cautelosas con el gasto de capital.

Prevemos un repunte ‘técnico’ en el crecimiento del PIB mundial al 5,1 % en 2021, con un aumento de la producción de EE. UU. y de la eurozona de alrededor del 4 %, pero es poco probable que se alcancen los niveles anteriores del virus hasta mediados de 2022 en los EE. UU. y significativamente más tarde en Europa. Esto es a pesar del estímulo político masivo “, agregó Coulton.

Un resurgimiento agresivo del virus que requiera bloqueos nacionales muy extendidos o renovados conduciría a un resultado aún peor, advirtió para concluir que su escenario a la baja ve un descenso del PIB del 12 % en EE. UU. y Europa en 2020 y una caída del PIB mundial de más del 9 %.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias