Despegó misión tripulada Demo-2 de SpaceX y la Nasa

SpaceX (Pixabay)
SpaceX (Pixabay)

Este sábado 30 de mayo de 2020, en un hecho histórico, despegó el transbordador, Crew Dragon, fabricado por la empresa tecnológica SpaceX, de Elon Musk, en colaboración con la Nasa, a las 14:22 (hora colombiana).

El lanzamiento del cohete Falcon 9 se realizó desde el Centro Espacial Kennedy, ante la presencia del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

La misión con nombre Demo-2, que buscaba enviar a dos astronautas de la Nasa a la Estación Espacial Internacional, logró completarse luego de haber sido suspendida el pasado miércoles 26 de mayo por malas condiciones climáticas.

Esta es la primera vez en la historia que una compañía aeroespacial comercial lleva humanos a la órbita de la Tierra. Vale decir que la Nasa e interesados en el campo han esperado casi una década para este suceso, que podría marcar el inicio del regreso de los vuelos espaciales humanos desde suelo estadounidense.

El viernes por la mañana, el 45a Ala Espacial, un brazo del ejército de Estados Unidos, que supervisa todos los lanzamientos de cohetes de la costa este, predijo un 50 % de posibilidades de que el clima se mantuviera lo suficiente como para lanzarse este sábado.

De acuerdo con CNN en español, al ser temporada de huracanes en Florida central, significaba que los oficiales de lanzamiento estarían lidiando con condiciones climáticas que a menudo son severas y extremadamente volubles.

“Estamos ‘go’ para el lanzamiento”, anunció el director de lanzamiento de SpaceX, Mike Taylor, luego de haber dado luz verde al llenado de los tanques del cohete con oxígeno líquido y queroseno.

Vale mencionar que los astronautas, Bob Behnken -de 49 años- y Doug Hurley -de 53 años-, quienes además eran expilotos militares, se dirigen al espacio para conectarse con la Estación Espacial Internacional, que orbita a unas 250 millas (402 km) sobre la Tierra y recorre más de 17.000 millas por hora (27.358 km/).

Fotografía tomada de @elonmusk

El lanzamiento de la nave espacial Crew Dragon de SpaceX avanzó a pesar de la pandemia de Covid-19, que ha cerrado las operaciones privadas y gubernamentales en Estados Unidos. La Nasa aseguró que debía continuar con la misión para mantener la Estación Espacial Internacional, un gigantesco laboratorio de órbita, con personal completo de astronautas estadounidenses.

El alto funcionario de la agencia espacial, Jim Bridenstine, también explicó en su momento que espera que este lanzamiento inspire asombro y suba el ánimo de la gente durante la actual crisis de salud.

Cabe recordar que Estados Unidos no había lanzado sus propios astronautas al espacio desde que el Programa del Transbordador Espacial terminó en 2011. Desde entonces, los astronautas de la Nasa han tenido que viajar a Rusia y entrenar en la nave espacial Soyuz del país. Esos asientos le han costado a la Nasa hasta US$86 millones cada uno.

Según CNN en español, la agencia espacial decidió no crear su propio reemplazo para el transbordador. En cambio, le pidió al sector privado que desarrollara una nave espacial capaz de transportar con seguridad a los astronautas hacia y desde la Estación Espacial Internacional, una decisión controvertida considerando que la Nasa nunca antes había subcontratado el desarrollo de una nave espacial con calificación humana.

La idea era que las empresas comerciales podrían reducir los costos e impulsar la innovación, y la NASA tendría más tiempo y recursos para concentrarse en explorar más profundamente el sistema solar.

La agencia quiere mantener a Behnken y Hurley en la estación espacial hasta que otra Crew Dragon esté lista para enviar a más personas en su próxima misión. Los astronautas explicaron en el pasado que esperan pasar de uno a tres meses en el espacio, con una duración máxima de 110 días. Además, los tripulantes pasarán aproximadamente 19 horas a bordo de la nave espacial antes de llegar a la Estación Espacial Internacional.

¿Cuánto costó la misión?

Los asientos en los lanzamientos de Soyuz de Rusia le han costado a la Nasa hasta US$86 millones cada uno y US$55,4 millones en promedio durante la última década, según un informe de 2019 de la Oficina del Inspector General de la Nasa.

De acuerdo con CNN en español, ese mismo informe estimaba que los asientos de Crew Dragon le costarán a la Nasa alrededor de US$55 millones cada uno. Pero esas fueron estimaciones basadas en un contrato que no define claramente el costo por asiento y solo representa las primeras seis misiones.

Un nuevo análisis de la Sociedad Planetaria sin fines de lucro, que promueve la ciencia y la exploración espacial, sugiere que, en general, el programa de tripulación comercial de la agencia espacial es una ganga en comparación con los programas de vuelos espaciales humanos anteriores en Estados Unidos.

Con información de CNN en español.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias