Ordenan suspensión de operaciones a planta de tratamiento de aguas de EPM en Bello (Antioquia)

Foto: Cortesía EPM

 

A dos días de su aniversario, la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de Bello (Ptar), perteneciente a EPM y operada por su filial Aguas Nacionales, recibió orden de las autoridades de ese municipio, vecino de Medellín, para suspender sus operaciones.

Según datos entregados por EPM, esta obra se encarga de recolectar el 84 % de las aguas residuales de la subregión antioqueña del Valle de Aburrá, conformada por diez municipios y alivia la contaminación del río Medellín.

Este proyecto costó $1,6 billones y fue inaugurado oficialmente el cuatro de junio de 2019, tras registrarse retrasos en las obras durante su construcción en la que participaron firmas subcontratistas como la surcoreana Hyundai Engineering y la española Acciona Agua, entre otras.

La orden fue impartida por la Inspección Primera de Bello para suspender la operación como producto de un inconveniente asociado a los olores emanados por la Ptar, que llevan casi dos años siendo denunciados por los habitantes de las cercanías en el barrio Niquía.

Las autoridades locales anunciaron que podrán realizar el sellamiento de la Ptar y será el Área Metropolitana, la entidad ambiental en el Valle de Aburrá, la encargada de revisar el futuro de la planta de tratamiento.

EPM afirmó que no ha sido notificada de la orden emitida por las autoridades de Bello y, por lo tanto, no hay exactitud aun de un posible impacto para las operaciones de la compañía por el cierre temporal de la planta.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias