Deuda externa de Colombia vuelve a tocar máximo histórico en marzo

El Banco de la República dio a conocer que la deuda externa de Colombia en los tres primeros meses del año se situó en US$140.232 millones, lo que le dio para aumentar 1,5 % en comparación con diciembre del año pasado y tocar un nuevo histórico.

A marzo del año pasado el indicador iba en US$132.794 millones, lo que equivalía al 41,1 %.

De esta manera la deuda de Colombia se sitúa en el 44,2 % del Producto Interno Bruto (PIB), US$2.074 millones más, si se compara con diciembre de 2019. Dicho aumento se debe al mayor endeudamiento “de corto y de largo plazo en US$1.753 millones (7,7 %) y US$321 millones (0,3 %) respectivamente”.

“El 83 % de este saldo corresponde a créditos con vencimiento original mayor a un año y el 47 % a créditos con vencimiento igual o menor a un año”, se lee en el informe del emisor. Así mismo, declara el Banrep que el saldo de deuda externa en su mayoría corresponde a préstamos y títulos de deuda.

Recomendado: Deuda externa de Colombia bajó en febrero después de 11 meses

Del total, la deuda externa pública representa el 53 % del total, mientras que el restante 47 % es privada. El saldo del sector público totalizó entonces US$73.924 millones, que experimentaron un crecimiento de US$88 millones en comparación con el informe de diciembre.

En igual periodo de 2019 la deuda pública llegaba al 55 % del total, mientras que la privada representaba el 45 %.

“El aumento del saldo fue explicado por la mayor deuda de largo y de corto plazo, US$51 millones (0,1 %) y US$37 millones (4,3 %) respectivamente”, aseguró el Banco de la República.

Mientras que la deuda privada cerró en US$66.308 millones. El 74 % correspondió a obligaciones del sector no bancario.

“Con relación al saldo de la deuda del sector no bancario, los préstamos con entidades del exterior representaron el 75,9 %, los créditos de leasing financiero el 10,3 %, las obligaciones por concepto de crédito de proveedor el 7,5 %, y el 6,3 % restante corresponde a bonos y pasivos de seguros”, se lee en el documento.

Finalmente, mientras el sector no bancario aumentó su deuda en US$1.157 millones, el bancario lo hizo en US$829 frente al último mes de 2019. “Este resultado se explica principalmente por desembolsos de préstamos de corto plazo y seguido por préstamos de largo plazo”, concluye el emisor.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias