S&P asigna calificación de emisión de ‘BBB’ a Credicorp; perspectiva es estable

Foto: Archivo Valora Analitik

S&P Global Ratings asignó su calificación crediticia de emisor de largo plazo y de emisión de ‘BBB’ a Credicorp Ltd. A su vez, la perspectiva es estable.

La calificación de Credicorp refleja su dependencia del flujo de dividendos de sus subsidiarias para cubrir su servicio de la deuda, particularmente del Banco de Crédito del Perú (BCP), lo que se ve mitigado por la tenencia esperada de importantes márgenes de activos disponibles.

Esto se presenta principalmente en forma de efectivo e inversiones no estratégicas para tener un margen de maniobra y cubrir posibles contingencias o necesidades de capital a nivel de las subsidiarias.

De otro lado, el escenario base de S&P no supone el uso de tenencias de efectivo para inversiones o para pagos extraordinarios de dividendos el resto de 2020.

El sólido perfil de negocio de Credicorp soporta su posición dominante en el sector financiero de Perú a través de BCP, propietaria de Banco de la Microempresa y en el negocio de seguros y de fondos de pensiones a través de las compañías Pacífico y Prima AFP.

BCP es un banco líder en Perú, con una participación de mercado de 37% (en términos de créditos e incluye al Banco de la Microempresa), con participación en todos los sectores de la industria financiera.

Estos factores proporcionan una estabilidad significativa a los negocios y a los flujos de dividendos a Credicorp, sostuvo S&P.

También, se indicó que Credicorp es el quinto banco más grande de Bolivia con una cuota de participación cercana al 10 %.

Además, S&P considera que Credicorp tiene buenos márgenes de capitalización a pesar de las consistentes distribuciones de dividendos y la erosión esperada del desempeño en los segmentos de negocios debido a la pandemia de Covid-19.

Se espera que el índice de capital ajustado por riesgo (RAC) de Credicorp sea del 8,5 % durante los próximos dos años, una disminución desde 9,2 % al cierre de 2019, y un doble apalancamiento para totalizar alrededor de 100 %.

Comportamiento en relación con Perú

S&P espera que el PIB de Perú se contraiga significativamente y se extienda especialmente a la calidad crediticia, las provisiones y la rentabilidad de BCP.

La calificadora proyecta que los efectos se mitiguen por las acciones del Gobierno para detener la recesión económica y la flexibilidad en los flujos de dividendos de las subsidiarias a Credicorp.

La evaluación de la posición de riesgo de BCP refleja su diversificación de riesgo con pérdidas crediticias y activos improductivos, en línea con el promedio del sistema local de Perú y con otros de sus pares de mayor tamaño en América Latina.

Las líneas de negocio de BCP también están diversificadas. Además, el banco no tiene concentraciones considerables en términos de sector económico o cliente.

A diciembre de 2019, las 20 principales exposiciones del banco representaban 12 % de su cartera total de crédito y 0,7 veces su base de capital total. BCP continúa llevando a cabo operaciones bancarias que no representan un grado considerable de complejidad.

Los préstamos denominados en dólares representaban aproximadamente 32 % de la cartera total de crédito al cierre de 2019, muy por debajo del 49 % al cierre de 2014.

Para S&P, los indicadores de calidad de activos de BCP son adecuadas con una cartera vencida de aproximadamente 3,1 % del total de créditos al cierre de 2019, en línea con el promedio del 3,1 % de los últimos tres años fiscales.

A juicio de S&P, Credicorp tiene un fondeo promedio y una liquidez adecuada, en línea con su evaluación de BCP. Considera como efectivas las medidas que está tomando el banco central y el regulador bancario de Perú, junto con el Gobierno para ayudar a la liquidez de los bancos.

La perspectiva estable refleja las expectativas de que Credicorp mantenga una buena posición financiera y una protección de liquidez para tener un cómodo indicador de cobertura del servicio de la deuda y capitalizar sus subsidiarias si es necesario.

“Esperamos que los resultados y el flujo de dividendos se contraigan en 2020 y en parte de 2021, y que se recuperen en los siguientes trimestres”, anotó S&P.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias