S&P baja calificaciones de Costa Rica; la perspectiva es negativa

Foto: Archivo Valora Analitik

 

La agencia S&P Global Ratings bajó hoy sus calificaciones crediticias soberanas de largo plazo en moneda extranjera y moneda local de Costa Rica hasta ‘B’ desde ‘B+’.

Dijo que la perspectiva de las calificaciones de largo plazo es negativa.

Al mismo tiempo, confirmó las calificaciones crediticias soberanas de corto plazo de ‘B’. También revisó la evaluación de riesgo de transferencia y convertibilidad a ‘BB-‘ desde ‘BB’.

Explicó que la perspectiva negativa indica la posibilidad de otra baja de calificación en los próximos 12 meses en caso de que el liderazgo político de Costa Rica no demuestre un compromiso más concertado, coherente y oportuno con las acciones fiscales correctivas para frenar el aumento potencial de las presiones de liquidez derivadas de las crecientes necesidades de financiamiento del soberano.

La débil formulación de políticas o su implementación desigual podrían debilitar la sostenibilidad del crecimiento de Costa Rica y la trayectoria de las finanzas públicas.

También podría dar como resultado una visión menos favorable del marco institucional del país, a pesar de los amplios pesos y contrapesos y de su sólida tradición democrática, y llevarnos a bajar la calificación.

Al asumir el cargo recientemente, el ministro de Finanzas, Elián Villegas, subrayó la necesidad de reducir la elevada carga de intereses de Costa Rica, que ha aumentado en los últimos años debido a los mayores costos de la deuda y del financiamiento local.

El esperado golpe a la base de ingresos de Costa Rica en medio del Covid-19 exacerba la presión presupuestal derivada de la cuenta de intereses.

La combinación de grandes necesidades de financiamiento y decisiones de gestión de deuda potencialmente deficientes (incluida la dependencia del financiamiento del banco central u otro financiamiento no convencional) también podría conducir a una baja de las calificaciones, explicó la firma.

Por el contrario, señaló que podría revisar la perspectiva a estable durante el mismo periodo si el gobierno logra:

  • Reducir su déficit fiscal lo suficiente para estabilizar de manera gradual su carga de deuda,
  • Contener los costos de intereses, e
  • Implementar una administración de deuda más flexible para disminuir su exposición a potenciales movimientos adversos en las tasas de interés y el tipo de cambio.

 

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias