Industria del carbón en Colombia pone la mirada en mercados asiáticos como China

Foto: Archivo Valora Analitik

El carbón quiere ser clave en la reactivación económica de Colombia, tal como lo resalta la Federación Nacional de Productores del Carbón (Fenalcarbón), que aboga por los 25.000 empleos directos en este sector y por todo un encadenamiento sistémico en torno a él.

Desde la perspectiva de los expertos, hay dificultades derivadas de la crisis causada por el coronavirus, aunque el panorama permite inferir oportunidades para que la producción y las ventas de este combustible dinamicen la economía colombiana.

En el contexto doméstico, según el presidente de la Asociación Nacional de Empresas Generadoras (Andeg), Alejandro Castañeda, el carbón continuará siendo competitivo puesto que la generación térmica estimulará la demanda.

Esto teniendo en cuenta que los embalses en Colombia continúan en sus niveles históricos más bajos y exigen complementar la matriz hidráulica con la térmica.

“Lo que uno ve hacia adelante es que el carbón volvería a ser fundamental por varias razones. Primero, porque desde el punto de vista del precio es bastante competitivo. Segundo, porque la tecnología existe y gracias a ello las emisiones de carbono son prácticamente iguales a las arrojadas por generadoras a gas”, expuso Castañeda.

Y complementó: “Tercero, desde el punto de vista de eficiencia, cada vez se necesita menos carbón para generar más electricidad, algo que también mejora el tema de las emisiones”.

De ahí que —según el presidente de Andeg— las empresas seguirán considerando este combustible en aras de complementar el parque generador de electricidad y así satisfacer la demanda.

Además, subrayaron algunos especialistas, el hecho de que la infraestructura y la construcción estén en la agenda de recuperación, conllevaría a un incremento en el consumo de acero, cuya producción requerirá del carbón.

Panorama externo

Conforme a los datos entregados por la consultora IHS Markit, toda la industria carbonífera en el mundo ha sentido el choque del coronavirus. Sin embargo, al revisar los precios diferenciados por mercados, China ya está evidenciando una recuperación en su demanda y este es el país al que Colombia debe voltear la mirada puesto que solo envía nueve millones de toneladas allí.

En el sector carbonífero colombiano hay consenso en que Europa por sus metas de emisión de CO2 continúa mermando el consumo de carbón y es momento de explorar y abrir otros mercados.

De otro lado, los precios futuros del carbón apuntan a una estabilización por lo que, desde la perspectiva de varios analistas, Colombia debe enfocarse en las exportaciones del carbón metalúrgico.

“Después de más de 15 años de arduo trabajo, hoy somos el tercer país exportador de coque, solamente superado por China y Polonia, obviamente nos hemos centrado en mercados en los que se ha establecido un vínculo con las productoras de acero”, afirmó el presidente de Fenalcarbón, Juan Manuel Sánchez.

“Para llegar incluso al segundo puesto en exportaciones, debemos tratar de ampliar los horizontes de competitividad de nuestras industrias (…) Desarrollar las vías secundarias y terciarias definitivamente lograría una mayor competitividad de nuestro coque”, añadió.

En esta línea lógica, Sánchez destacó que la producción colombiana de coque es muy competitiva desde el punto de vista de costos, sin embargo, el potencial desarrollo pasa por el incremento de la producción minera y esta a su vez depende de mejoras logísticas, que incluyen vías más adecuadas para el transporte.

Planes

Frente a la búsqueda de más competitividad, la presidenta de la Agencia Nacional de Minería (ANM), Silvana Habib Daza, adelantó que será presentada una estrategia de valor agregado con tres propósitos fundamentales: mitigar la caída de las exportaciones, identificar y abrir nuevas alternativas de mercado e impulsar el mercado de compensación de emisiones de carbón.

Todo ello, según indicó, en el marco de lo que debería consolidarse como una agenda única del carbón con miras a apuntalar un sector extractivo cuyo a aporte al PIB minero supera el 70 % y que en el primer trimestre de 2020 entregó más de $412.000 millones en regalías.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias