Filial de Ecopetrol entraría en liquidación y finalizaría operaciones por insolvencia

Filial de Ecopetrol entraría en liquidación y finalizaría operaciones por insolvencia
Foto: Archivo Valora Analitik

Bioenergy, destilería de etanol de caña filial de Ecopetrol (ubicada en el departamento del Meta), iniciaría próximamente su proceso de liquidación tras acogerse a la Ley de Insolvencia Empresarial, cuya solicitud fue aceptada el pasado 31 de enero por la Superintendencia de Sociedades de Colombia.

La planta de Bioenergy tendría que cerrar debido a la insuficiencia financiera para cumplir con sus obligaciones puesto que no habría podido llegar a un acuerdo con sus acreedores.

Puede interesarle: Bioenergy (filial de Ecopetrol) entra en proceso de reorganización

Según Portafolio, Bioenergy no consiguió acordar un pago a raíz de sus complicaciones de liquidez puesto que está en un profundo ahogo financiero e inviabilidad económica, a causa de los problemas estructurales que lleva a cuestas desde el inicio del proyecto de construcción.

En este contexto, el pasado 26 de mayo, en la Asamblea General de Accionistas de la sociedad, se decidió solicitar su liquidación voluntaria. La deuda total de Bioenergy sería de $400.000 millones.

Lea también: Cargos contra exgerente de Bioenergy por construcción de planta en el Meta

Los problemas financieros de Bioenergy comenzaron desde el día cero de su montaje, ya que un proyecto que estaba planeado para ser construido en dos años (2010-2012), al final tomó cinco.

De ahí que este complejo costó casi tres veces más de lo estimado inicialmente y pasó de US$344 millones a US$850 millones.

De acuerdo con Portafolio, uno de los grandes reparos de Ecopetrol por la actual situación de su planta de etanol, es la falta de flexibilidad, ya que mientras los ingenios pueden dedicarse simultáneamente a la producción de azúcar, Bionergy solo produce alcohol carburante.

A lo anterior, se suma el malestar de la administración de Ecopetrol por las importaciones de etanol a base de maíz y subsidiado desde EE. UU.

Desde su entrada en operación en abril de 2017, la planta no pudo comercializar el etanol que producía mientras los intereses bancarios subían, al igual que los costos de operación.

Así mismo, el complejo no ha logrado operar más allá del 50 % de su capacidad, esto debido a la falta de caña que se produce en las 20.000 hectáreas del proyecto.

(Con información de Portafolio)

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias