Bbva: PIB de Colombia caería 7,5% y tasa de desempleo cerca al 20% en 2020

Foto: Archivo Valora Analitik

Bbva Research actualizó hoy sus proyecciones económicas para Colombia y el mundo, en el marco de la crisis por Covid-19 y dio expectativas sobre cómo ha evolucionado la situación, luego de tres meses de dar su primer reporte en materia de PIB, empleo, inflación, tasa de cambio, déficit fiscal o consumo, entre otros indicadores.

Juana Téllez, economista jefe de Bbva en Colombia, Mauricio Hernández, economista senior de Bbva y Alejandro Reyes, economista principal de Bbva Research, destacaron un amplio panorama sobre los avances en algunos ítems y el empeoramiento en otros.

Téllez resaltó que, de acuerdo a los indicadores de PMI, China, la Eurozona y EE. UU. muestran una recuperación en ‘V’, con expansiones por encima de 50 puntos, mientras que los mercados emergentes si bien muestran una recuperación, esta no avanza a los mismos niveles que las economías más desarrolladas.

De este modo, sus expectativas generales en materia internacional se revisaron a la baja en 2020 y al alza en 2021, de la siguiente manera, viendo una contracción en el PIB global de 3,1% este año y un crecimiento de 5,1% para el próximo año:

“Esperamos estímulos adicionales fiscales y en política monetaria, aunque no de igual manera en mercados emergentes, así como en Colombia”, dijo Téllez.

Colombia

En cuanto a Colombia, Hernández destacó que la recuperación será lenta en el país, pues a pesar que tocó fondo en abril en sectores como construcción, minería, comercio o turismo, como áreas más afectadas que se reflejaron en ítems como el Indicador de Seguimiento a la Economía, el cual cayó 20,1% en abril.

En cuanto a materia de empleo, se destacó que el pico tocó una pérdida de seis millones de empleos y se ha llegado a niveles de desempleo de los años 90.

Respecto a la actividad por sectores, Bbva ve para diciembre de 2020, el 100% de recuperación de actividad económica en sectores como el agropecuario, servicios públicos, construcción o el inmobiliario, más no en áreas como comercio o actividades artísticas.

En general, Bbva ve que la actividad económica en diciembre esté a un 94%, de igual manera que en consumo privado. 

El PIB por su parte, caería 7,5% en 2020 y en 2021 crecería un 5,5%, viéndolo como consecuencia de un efecto rebote, impulsado en parte por algunos de los sectores más rezagados en 2020.

Por su parte, el desempleo se ubicaría en márgenes cercanos al 20% en 2020 y bajaría a un 17% en promedio en 2021, y “regresarlo será un reto ante la coyuntura”, comentó Hernández.

En cuanto a la tasa de cambio, Bbva ve un promedio de $3.709 y un dólar a final del año en $3.695, luego de ver un máximo promedio de $3.975 y un mínimo de $3.322, esto sería una depreciación de casi un 13% en 2020, algo menor a la vista en 2015 y 2016, lo que también se verá reflejado en materia de inflación, explicó Reyes.

Respecto a la inflación, Reyes indicó que esta se ha visto sorprendida principalmente a las medidas tomadas por el Gobierno en política pública como el subsidio en servicios públicos, exención de IVA en bienes y servicios, recorte del precio de combustibles y la corrección en algunos alimentos, “lo que está reflejando que son un aporte a la inflación, pero cada mes que pasa es un aporte menor a la inflación”.

De este modo, Bbva ve que la inflación se ubique en 1,9%, que sería un nivel muy bajo para fin de año, mientras que en 2021 subiría a un 2,8%.

De otro lado, el 2% en tasas de interés del Banco de la República se quedaría por un buen tiempo. “Veremos tasas bajas por buen rato por parte del Banco de la República”, dijo.

El choque de la economía y la atención a la pandemia también llevará a profundizar el déficit fiscal en 2020 y 2021, llevándolo a caídas de 8,2% y 5,1% del PIB, respectivamente.

Para Reyes, esto implica que Colombia se alinee a la tendencia de otros países en materia fiscal como Brasil, Perú, Panamá, Paraguay, Costa Rica o incluso economías desarrolladas como Francia, Alemania, Italia o la Unión Europea en conjunto, la cual ha flexibilizado su política en esta materia.

“Para nosotros es positivo porque se están dando métricas de lo que hace y lo que no está haciendo el Gobierno. Es positivo que se retome relativamente rápido la regla fiscal en 2022 y se llegue al déficit pre Covid-19 del 2,5% del PIB”, mencionó Reyes.  

Por otra parte, el déficit de la cuenta corriente se reduce en valor entre 2020 y 2022, pese a que se mantiene elevado como porcentaje del PIB.

“Si bien se eleva en 2020, hasta 4,6% del PIB, en valor cae y será inferior a 2019, algo que consideramos muy relevante”, concluyó Reyes.  

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias