Moody’s estima que bancos se empiecen a recuperar hasta 2022 ante impacto de Covid-19

Moody’s Investors Service publicó hoy un informe en el cual analiza la actualidad del sector bancario en economías desarrolladas y emergentes, resaltando que el impacto de la crisis por Covid-19 amenazará la calidad de los activos, la rentabilidad y el capital de muchas entidades hasta 2022, ya que la mayoría de las economías se verán vistas a luchar contra la producción perdida en los próximos dos años.  

Moody’s analizó cómo la recesión puede afectar la calidad crediticia de los bancos en los próximos años en ocho países: Francia, Alemania, Italia, España, Reino Unido, Estados Unidos, Brasil y México.

Hasta finales de 2022, muchos de los 268 bancos cubiertos por el modelo no habrán recuperado el margen de capital que tenían cuando entraron en la crisis. El deterioro promedio del índice de capital común tangible será más severo en Alemania, Italia, Brasil y México, advirtió la agencia.

“La mayoría de las economías no recuperarán la producción perdida para finales de 2022 y los niveles de capital disminuirán en muchos bancos”, dijo Jorge Rodríguez-Valez, vicepresidente senior de la oficina de crédito de Moody’s.

“En promedio, los bancos en Italia, Alemania, México y Brasil pueden sufrir una moderada erosión del capital a finales de 2022. Para alrededor de la mitad de esos bancos, la disminución será de más de 100 puntos básicos. Por el contrario, las tasas de capital en Francia, los bancos españoles, británicos y estadounidenses serán más resistentes”, agregó.

Los préstamos morosos, por su parte, serán significativamente más altos en 2022 que en 2019 en los ocho países. El aumento podría ser tan alto como 200 puntos base o incluso cerca de 300 puntos en bancos en Italia, España o el Reino Unido, pero la mitad de esa cantidad en Francia y Alemania.

Los modelos también proyectan que este tipo de préstamos disminuirán significativamente en 2022 en Estados Unidos y, a partir de 2021, en Brasil y México, donde la morosidad aumentará más rápido, pero también disminuirá más rápidamente que para sus pares.

Moody’s también prevé que a pesar de la recuperación gradual, a finales de 2022, la rentabilidad será menor que antes de la recesión del coronavirus.

“Los resultados de nuestro modelo muestran que, para 2022, una proporción significativa de bancos en Europa, Estados Unidos y América Latina puede no alcanzar sus niveles de capital, préstamos problemáticos y rentabilidad de 2019. En algunos casos, este deterioro será significativo en las tres métricas de solvencia consideradas aquí. Este es el punto donde nuestra evaluación de la calidad crediticia de los bancos puede cambiar”, concluyó Moody’s al respecto.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias