Los cuatro pilares de reactivación energética en Colombia

Energía solar (Foto TPG)

Colombia ya empieza a mostrar cuáles serán los pasos para la reactivación económica en la postpandemia, el sector energético, como antes de la crisis, será apalancador del cambio, o al menos eso cree Diego Mesa, ministro de Minas y Energía.

En un evento organizado por KPMG, el funcionario explicó cuál será la hoja de ruta de la reactivación energética para Colombia, iniciativa que se basará en cuatro ejes de funcionamiento: transición energética, movilidad sostenible, seguridad energética y diversificación de la canasta.

De acuerdo con Mesa, no es momento de que el país le dé la espalda al sector mineroenergético y por el contrario se reúnan esfuerzos para que Colombia haga el tránsito a energías renovables sin descuidar lo que pueda ocurrir con las fuentes tradicionales.

El funcionario recordó que el segmento aporta 7 % del Producto Interno Bruto del país, es la tercera parte de la inversión extranjera directa y supera el 50 % de las exportaciones anuales.

“Los pilares de la transformación energética serán la eficiencia, competitividad, cobertura y sostenibilidad. Vamos a acelerar la meta de conectividad en las regiones del país porque eso fortalece la economía de cara a los próximos años”, añadió.

Uno de los puntos más importantes, de acuerdo con el titular de Minas y Energía, es que en 2030 Colombia llegue a los 600.000 vehículos eléctricos en el parque automotor. Y la tarea, según Mesa, se cumple de momento.

Lea también: Comercio de vehículos híbridos y eléctricos crece en Colombia a pesar de la pandemia

Durante el año pasado Colombia fue el país que más vendió carros con este tipo de motorización en América Latina: el país vendió 923 vehículos, seguido de República Dominicana y Chile, con 625 y 521 registros, respectivamente.

Y si bien la noticia es alentadora, no logra tener el peso suficiente en momentos críticos, donde se requieren ingresos. Por eso es que el llamado de Mesa es a que el mercado petróleo sienta nuevos incentivos: es primordial que la exploración costa afuera y los yacimientos no convencionales (fracking) avancen.

Recomendado: Ecopetrol revela cronograma para pilotos de fracking en Colombia

“Con el fracking, según nos demuestra la misión de expertos, podríamos acabar con el fantasma de perder la autosuficiencia en crudo y gas. Podríamos pasar de los ocho años en gas a 35 y 50 años; en crudo de 8 a 22 años. El PIB podría crecer 10 % y la inversión extranjera directa aumentaría 40 %”.

El crecimiento debe ir de la mano con la transformación energética, pilar fundamental para la postpandemia. La energía no convencional, de acuerdo con Mesa, será sí o sí una oportunidad gigante para Colombia para aumentar sus ingresos, pero sobre todo para generar más confianza inversionista.

“Hoy las regiones en Colombia basan el 30 % de sus presupuestos de inversión de las regalías que llegan por el sector mineroenergético; es momento de fortalecer y actuar”, concluyó Mesa.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias