Ingresos de Ecopetrol cayeron 53,9% en segundo trimestre de 2020; $158.000 millones de utilidad neta en semestre

Ecopetrol informó hoy sus resultados financieros para el segundo trimestre de 2020, periodo marcado por la crisis del Covid-19 y los bajos precios del petróleo, en el cual registró ventas por $8,44 billones, lo que fue una disminución de 53,9% respecto al mismo periodo de 2019.

A pesar de este resultado, Ecopetrol registró una utilidad neta en el primer semestre de 2020 de $158.000 millones y un Ebitda de $7,3 billones, cifras inferiores a los $6,23 billones y $15,6 billones, respectivamente, en el mismo periodo de 2019, pero enmarcadas en la actual coyuntura.

Recomendado: Moody’s confirma calificación de Ecopetrol

De esta manera, la utilidad neta cayó 97%, mientras que el margen Ebitda bajó un 31% en el semestre respecto a 2019.

Por su parte, la producción promedio del semestre cerró en 706.000 barriles por día (kbped), 19.000 menos que el mismo periodo de 2019.

¿A qué se debió la disminución general en ventas?

Ecopetrol apuntó a cuatro razones principales respecto a la disminución en ventas del trimestre:

a) Menor precio promedio ponderado de venta de crudos, gas y productos de -38,6 US$/Bl ($-9,2 billones), principalmente por disminución de los precios realizados frente a la referencia del crudo Brent.

b) Efecto por menor volumen de ventas ($-1,7 billones, -59,4 kbped), principalmente por: i) menores cargas y compras por contracción de la demanda de productos refinados, parcialmente compensado con ii) aumento en la disponibilidad de crudo con destino a exportación y iii) mayores ventas nacionales de gas por entrada en operación de la planta de gas licuado en Cupiagua y adquisición de la participación en la asociación Guajira por parte de Hocol.

c) Menores ingresos de servicios de transporte y otros ($300.000 millones).

d) Aumento en la tasa de cambio promedio impactando positivamente los ingresos (+$1,4 billones).

En Colombia, las menores ventas de 119,7 kbped versus segundo trimestre de 2019 representan una variación de -30,6%, debido principalmente a la caída en la demanda de combustibles debido al aislamiento preventivo obligatorio, lo que significó menores ventas de destilados medios por 66,6 kbped y de gasolina por 54,2 kbped.

No obstante, hubo mayores ventas de gas por la adquisición de Hocol de la participación de Chevron en la Asociación Guajira. Así mismo, la estrategia de ventas a térmicas mediante contratos interrumpibles ha permitido compensar el impacto en la demanda como consecuencia de la emergencia sanitaria.

Se ha registrado mayor oferta de gas licuado de petróleo (GLP) por la entrada de la planta Cupiagua desde septiembre de 2019. Sin embargo, también hay menores ventas de productos industriales y petroquímicos, especialmente en asfalto, dada la reducción en la demanda de estos productos.

En el plano internacional hay un aumento de ventas de 11,5% reflejado en 60,3 kbped respecto al segundo trimestre de 2019, explicado por mayor disponibilidad de crudo para exportación, soportada en la estrategia comercial, ante disminución en las cargas de las refinerías por menor demanda nacional de combustibles y productos refinados y menores exportaciones de productos por menor carga en el sistema de refinación.

La compañía que dirige Felipe Bayón agregó que la acumulación de inventarios y la contracción de la demanda generada por las medidas de aislamiento social implementadas en el mundo llevaron a una reducción del 38% en el precio del crudo Brent en el segundo trimestre de 2020 frente al cierre de 2019, incluso con niveles negativos para el WTI, y por debajo de US$20 para el Brent durante algunas jornadas.

Así mismo, durante el segundo trimestre las ventas de sus principales productos presentaron una disminución del 46% frente al promedio de 2019, principalmente en jet (-89%), gasolina (-46%) y diésel (-35%).

“Esta nueva realidad requirió un rápido ajuste financiero y operativo que ejecutamos de manera decidida, reforzando el foco en los tres pilares de nuestra estrategia: estricta disciplina de capital, protección de la caja y eficiencia en costos; y crecimiento de reservas y producción rentable”, agregó Ecopetrol.

Producción

En cuanto a la baja en producción, Ecopetrol explicó que está dada por la coyuntura actual, así como por eventos de orden público y bloqueos en los campos Rubiales y Suroriente. Estos impactos fueron compensados en parte por la mayor venta de productos blancos de la Planta de GLP en Cupiagua y el recibo de la operación de los campos Pauto y Floreña realizado en el primer trimestre.

Exploración

En la campaña exploratoria, durante el primer semestre, Ecopetrol y sus socios completaron la perforación de siete pozos, cinco en Colombia y dos en Brasil. Por su parte, Ecopetrol y Shell continúan avanzando en los proyectos COL-5, Purple Angel y Fuerte Sur, destacando que durante el segundo semestre de 2020 se iniciarán las actividades de monitoreo ambientales necesarias para perforar el primer pozo delimitador en 2021.

Negocio de gas

Por otro lado, el negocio de gas ha tenido un aporte significativo en materia de seguridad energética del país, cuyos niveles de reservas hídricas alcanzaron niveles críticos durante mayo y junio. La regulación transitoria permitió que el gas pudiera sustituir la generación hídrica, compensando el impacto en la demanda de gas del Grupo como consecuencia de la emergencia sanitaria.

Transporte

En el segmento de transporte, el volumen transportado disminuyó 10% frente al primer semestre de 2019, impactado por la menor producción del país, así como por el menor consumo de crudo por parte de las refinerías.

Dada la coyuntura y con el ánimo de mitigar impactos permanentes a los volúmenes, se activó un programa temporal de alivio a remitentes que resultó en una financiación total de US$8,7 millones y descuentos comerciales entre 5,5% y 10,0% sobre la tarifa, para los meses de abril y mayo.

Así mismo, se flexibilizaron requerimientos volumétricos en algunos contratos Ship or Pay. En lo corrido del año no se han realizado ciclos de reversión gracias al mayor número de días de operación del Oleoducto Caño Limón, como resultado de los menores tiempos de mantenimiento para la reparación de este sistema.

Refinación

El desempeño del segmento de refinación estuvo impactado por la caída en demanda asociada al periodo de cuarentena obligatoria, así como en el precio de los principales productos refinados a nivel global. Sin embargo, con la paulatina recuperación de la demanda, las refinerías han venido incrementando sus niveles de carga, alcanzando una carga consolidada de 300 kbd y un margen bruto integrado de 8,1 US$/Bl, frente a 364 kbd y 9,7 US$/Bl en el primer semestre de 2019.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias