Promigas incrementó en 6% sus utilidades del primer semestre de 2020

Eric Flesch, presidente de Promigas

 

Promigas informó hoy que sus estados financieros al cierre del primer semestre del año dejan un Ebitda acumulado de $500.337 millones y una utilidad neta de $423.809 millones. Ambas cifras son superiores en 14% y 6%, respectivamente, frente a las registradas en el mismo período de 2019, esto a pesar del impacto del Covid-19.

El Ebitda reportado -que presentó una ejecución del 99% sobre la meta- recoge los resultados de las operaciones propias de Promigas más el método de participación en las utilidades de las compañías filiales dedicadas al transporte, distribución y regasificación de gas natural y distribución de energía eléctrica, sumando un grupo de 3.319 colaboradores en dos países (Colombia y Perú), durante la parte más compleja de la crisis global del Covid-19.

No obstante, la compañía reconoció que no ha sido ajena a los efectos de la pandemia, sin embargo, los buenos resultados entregados en el primer trimestre del año han contribuido para solventar los impactos generados en el segundo trimestre por la actual coyuntura, en el cual se evidenciaron disminuciones en el consumo y deterioro en la cartera, entre otros efectos negativos generados por la misma.

Lo anterior, sumado a los descuentos y diferimiento de facturas para el pago de los servicios de gas y energía eléctrica de nuestros clientes, influyó para que el Ebitda y la utilidad neta de la compañía disminuyeran en el segundo trimestre del 2020 un 11% y 31%, respectivamente, al compararlos con el mismo periodo de 2019.

Eric Flesch, presidente de Promigas, explicó al respecto que “a pesar de enfrentar una de las crisis más fuertes para la economía mundial desde la Gran Depresión, al finalizar el segundo trimestre logramos una utilidad neta acumulada del 96% frente a lo presupuestado. También le cumplimos al país gracias al rol clave de SPEC, nuestra terminal de regasificación, evitando un racionamiento eléctrico en plena pandemia, al suministrar gas natural a las plantas térmicas, toda vez que el nivel de embalses llegó al 32%, el más bajo en los últimos 20 años en Colombia”.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias