BlackRock, con cautela ante renta variable de Estados Unidos

El levantamiento de las restricciones en Estados Unidos y Europa, a medida que se ha dado mayor control sobre la pandemia, desencadena en varios efectos sobre el comportamiento de la economía mundial.

BlackRock, en un nuevo comentario económico, explicó los efectos que se empiezan a sentir en mercados como el norteamericano (con especial énfasis en Estados Unidos) gracias a la apertura que también se vive en algunos países de América Latina y el oriente europeo.

De acuerdo con la firma, la dinámica cambiante de la pandemia y el reinicio de la actividad en EE.UU. y Europa “ha ayudado a debilitar el dólar y fortalecer el euro, lo cual afianza nuestra sobreponderación en acciones europeas y nuestra cautela respecto a la renta variable estadounidense”.

Recomendado: Fitch Ratings revisa al alza proyección de PIB mundial en 2020, pero espera pronta moderación

Axel Christensen, director de Estrategia de Inversiones para América Latina de BlackRock, resalta, sobre este y posibles fenómenos en el mediano plazo, que “las dudas respecto a la reactivación económica en Estados Unidos por el rebrote de la pandemia, pero sobre todo la incertidumbre de las elecciones (tanto resultados como el proceso en sí), han sido elementos que explican, al menos en parte, la reciente debilidad del dólar”.

Y el hecho de que exista un dólar menos fortalecido ante el despertar de varias actividades económicas, dice el análisis, es positivo para activos de mercados emergentes.

Sin embargo, hay que tener cuidado con lo que puede pasar con la infraestructura de salud de las economías menos fortalecidas pues, sumado a un limitado margen de políticas, se contrarresta el beneficio en la mayor parte de mercados emergentes.

De hecho, el avance de la pandemia hace que tener una perspectiva más certera sobre lo que puedan ser los mercados mundiales se vuelve todavía más compleja porque las economías en vía de desarrollo tienen una capacidad limitada para controlar la expansión del virus.

Lea también: Flujos de capital en mercados emergentes no se recuperan de bajas por Covid-19

Por lo anterior, concluye el análisis de BlackRock, “mantenemos una postura neutral y más constructiva sobre la renta variable de mercado emergentes asiáticos y deuda de mercados emergentes en moneda local”.

A la espera queda entonces lo que pueda ocurrir con nuevas medidas en política monetaria en Europa y Estados Unidos. Situaciones que de acuerdo con la firma van a influir en el comportamiento de las monedas fuertes.

En ese punto hay que recordar que, esta semana, se esperan anuncios desde Europa; mientras que la Reserva Federal de Estados Unidos ya ha dicho que las tasas de interés bajas podrían mantenerse por un periodo prolongado.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias