Davivienda y Enel X se unen para financiar créditos a vehículos eléctricos con más facilidades

Como parte de su compromiso por impulsar la sostenibilidad de las ciudades, Davivienda y Enel X, la línea de negocios de Enel-Codensa, se aliaron para brindar una línea de crédito especial con condiciones favorables para la adquisición de vehículos eléctricos, así como para financiar el cargador y la instalación del punto eléctrico domiciliario para Bogotá Sabana y Cundinamarca.

Así, Davivienda financiará el 110% para que los usuarios no solamente se animen a comprar el vehículo, sino también el cargador y la instalación del punto eléctrico en sus hogares.

Dichos cargadores y puntos eléctricos estarán a cargo de Enel X, la cual ofrece una amplia gama de soluciones y servicios innovadores, relacionados con energía tanto para industrias como para hogares, ciudades y movilidad.

“A través de esta alianza, estamos motivando a aquellas personas que quieren decidirse por un carro eléctrico, pero aún sienten algo de incertidumbre por los costos de acceso y los puntos de suministro de energía e infraestructura para el hogar. Nuestra misión es que los clientes sientan que es viable y fácil dar el paso, transformar un gasto en una inversión eficiente a largo plazo, y, además, que están impulsando una movilidad sostenible y aportando al futuro de su ciudad”, afirmó Efraín Forero, presidente de Davivienda.

“La movilidad eléctrica es uno de los ejes esenciales para la transición energética y para Enel en Colombia; contribuye con el progreso, la sostenibilidad y la construcción de ciudades inteligentes. Impulsar iniciativas conjuntas entre el sector privado, como esta alianza con Davivienda para promover el uso de carros eléctricos, no sólo contribuye a tener más acceso a este tipo de movilidad, sino también a mejorar la calidad de vida de los habitantes de Bogotá y Cundinamarca”, mencionó Lucio Rubio Díaz, director general de Enel en Colombia.

A su vez, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ha indicado que los países de América Latina pueden implementar políticas tendientes a alcanzar la movilidad sostenible a través de estrategias conjuntas con el sector privado que promuevan incentivos financieros, como ofrecer créditos de acceso, devoluciones, incrementar la disponibilidad de puntos de carga y reducir impuestos para la adquisición de vehículos amigables con el medio ambiente. 

“El financiamiento verde o climático no sólo se limita a proyectos de infraestructura a gran escala como la energía renovable sino también a proyectos más pequeños como transporte limpio y proyectos de eficiencia energética. Bancos como Davivienda pueden apoyar la adopción masiva de estos proyectos, ya que están profundamente arraigados localmente y sirven tanto a empresaw como a particulares. Además, los clientes tanto corporativos como particulares son cada vez más conscientes del impacto de sus acciones en el medio ambiente, y viene muy a lugar, tener propuestas de valor diferenciadas que respondan a la demanda de sostenibilidad del mercado”, señaló Marcela Ponce, responsable del programa de financiamiento climático para América Latina y el Caribe (IFC), The World Bank Group, FIG y LAC.

“Es muy importante que el sector financiero y, en este caso, Davivienda, haya designado líneas especiales para financiar la compra de vehículos eléctricos y de cargadores. Debido a que las bajas escalas de producción hacen que los vehículos eléctricos sean costosos, el papel de la financiación es fundamental para estimular este mercado”, señaló Eduardo Visbal, Vicepresidente del sector automotor de Fenalco.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias