Bancos en América Latina deben aprovechar pandemia para profundizar inclusión financiera: Enrique Ramos, de Temenos

En medio de las transformaciones en el sector bancario latinoamericano desde el inicio de la pandemia, la firma Temenos -líder mundial en software bancario- compartió información que ofrece un panorama de las nuevas demandas en tecnología para el sector y una visión general de la banca en América Latina, especialmente, en Colombia y México.

De acuerdo con Enrique Ramos O´Reilly, director de para Latinoamérica y Caribe de Tenemos, quien presentó el panorama, la firma continúa invirtiendo y aumentando su presencia en la región.

“Invertir en el ´Banco modelo de país´ diseñado para cada territorio, permite a las instituciones financieras lanzarse con tecnología preconfigurada para los requisitos locales”, explicó.

Ramos citó un estudio de GSMAintelligence denominado ‘La economía móvil de América Latina y el Caribe 2018’ y Findex 2017, más de la mitad del producto interno bruto de América Latina formará parte de la economía digital en 2025.

El 70 % de eso consistirá en movilidad, nube, big data y redes sociales. El 74 % de la población tendrá un teléfono inteligente y el 22 % mencionó que la institución financiera estaba demasiado lejos. El amplio acceso a la tecnología digital podría permitir un rápido crecimiento, dijo.

Esto refleja un retraso de la región en relación al resto del mundo y ha resultado en métricas inferiores para América Latina que presentan índice digital 22 % menor, tasas de crecimiento de clientes 2.1 veces más bajas, 4.8 veces menos clientes por FTE y relación costo-ingreso 17% más alta.

De acuerdo con Ramos O´Reilly, “los bancos latinoamericanos podrían aprovechar las capacidades digitales para permitir la inclusión financiera, el acceso a nuevos mercados y el crecimiento a través de un desempeño mejorado”.

Los cambios inmediatos observados en el comportamiento del consumidor, señaló, son una mayor dependencia del compromiso digital por razones obvias como la imposibilidad de visitar sucursales en condiciones de bloqueo y la mayor parte de las compras en línea.

Paralelamente, con el cierre de las pequeñas empresas y la paralización de la actividad económica, hay un aumento en el desempleo y las consiguientes dificultades financieras, tanto para los consumidores como para las pymes y las empresas.

“Los científicos del comportamiento que han analizado crisis anteriores advierten que muchas de estas mentalidades y comportamientos sobrevivirán a la crisis del Covid-19. Por lo tanto, podemos asumir que es probable que el mayor énfasis en la banca digital y el compromiso continúe mucho más allá de la pandemia”, afirmó el ejecutivo.

Según la encuesta ‘El Impacto de Covid-19 en el cliente bancario’, realizada al inicio de la pandemia por Lightico, el 82 % estaba preocupado por acudir a la sucursal bancaria, el 63 % más inclinado a probar una aplicación digital, el 84 % esperaba que Las marcas encuentran formas de maximizar la interacción digital para mantenerlas seguras y al 56 % le preocupaba su capacidad para pagar préstamos (casa, automóvil, etc.).

Hubo un crecimiento del uso de digital y eso también se demuestra en las encuestas conducidas por Temenos en el TCF Online, evento anual de la empresa que este año fue realizado online.

Según los hallazgos, el 45 % de los encuestados dijeron que la mayor oportunidad que han tenido durante la crisis de la Covid-19 es poder innovar para mantener su banco/negocio saludable. 

Y, el 98 %, que la Covid-19 trajo una aceleración hacia la digitalización completa del sector bancario. 81% están de acuerdo en que los bancos que adopten inteligencia artificial (IA), explicable en particular, y que estarán mejor equipados para afrontar los desafíos económicos presentados por la crisis del Covid-19.

En este escenario, lo primero que los bancos han tenido que asegurar es la continuidad de las operaciones comerciales, dado el cierre de sucursales y oficinas, y un cambio necesario al trabajo remoto debido a los cierres.

“Desde un punto de vista tecnológico, además de permitir que los empleados trabajen de forma remota a través de la tecnología móvil, también significa que los sistemas de misión crítica deben diseñarse para un acceso remoto seguro como la tecnología en la nube. La escasez de personal y las fluctuaciones debido a enfermedades significan más flexibilidad en la gestión de la fuerza laboral, el reentrenamiento, el cambio a nuevos roles, entre otros”, detalló Ramos O´Reilly.

La expectativa, cada vez más grande, es que el tráfico de clientes en las sucursales se extenderá a los centros de llamadas y canales digitales.

La Covid-19 también ha creado serios problemas financieros y ansiedad para la sociedad, por lo que las llamadas a los canales asistidos se han disparado. Por lo tanto, los bancos deben reforzar sus capacidades digitales para manejar muchas más interacciones y transacciones en términos de escalabilidad, extender la capacidad omnicanal para permitir que centros de llamadas se involucren sin problemas, garantizar que incluso los viajes complejos de los clientes se puedan manejar de manera completamente digital y extender esto a líneas de productos y servicios que actualmente solo se pueden ofrecer en las sucursales.

Es posible que los bancos necesiten ayudar a los clientes no digitales, como las personas mayores, a adoptar rápidamente la banca digital. Finalmente, dijo, un aumento en los pagos sin contacto debido a la seguridad percibida significa que los bancos han tenido que elevar los límites y lidiar con el aumento de los volúmenes.


Neobanks

En medio a estas tendencias, los Neo Banks, el Open Bank y las Fintechs aparecen con gran fuerza para traer soluciones facilitadas y ágiles con importantes ventajas al cliente final.

Para los bancos, el Neo Bank es solo digital, con un enfoque específico para cada segmento de clientes, con velocidad de comercialización y diseñado para correr en la nube, con bajo costo y análisis inteligente.

Relacionado: Nubank compra Easynvest para ingresar al mercado de inversiones en Brasil

Para el usuario final, este cambio marca la diferencia, con la agilidad de un solo canal, personalización, cuentas sin complicaciones, interfaces fáciles de usar, acceso rápido por teléfonos inteligentes, aprobación fácil de préstamos y varios servicios virtuales, así como transparencia y pagos fluidos.

Otras soluciones como la tecnología Cloud para responder a  la Covid-19 y más allá para dar continuidad al negocio y producir la transformación digital, surge también la Inteligencia Artificial, que enfatiza la creación de máquinas inteligentes para funcionar y reaccionar como humanos y que pueden incluir reconocimiento de voz, aprendizaje, planificación y resolución de problemas. “Para Temenos la IA puede integrarse en todos estos sistemas para hacerlos más inteligentes”, dijo Enrique Ramos O´Reilly.

Recomendado: Nubank de Brasil llegó a Colombia

Temenos dijo que ofrece soluciones de software a instituciones financieras con productos que combinan la funcionalidad bancaria más completa del mercado en más de 150 países con la tecnología de nube nativa más avanzada, nube agnóstica, API de primer nivel y pensamiento orientado al diseño.

A través de las APIs, explicó el ejecutivo, los productos de Temenos se pueden implementar de forma independiente o integrada, y los bancos pueden lanzar nuevas aplicaciones en horas, utilizando herramientas y metodologías avanzadas para la implementación continuada.

Compartir:

Convierta a ValoraAnalitik en su fuente de noticias